El Obispado elabora un protocolo de actuación para prevenir los casos de abusos a menores

El obispo de la Diócesis de Astorga, Juan Antonio Menéndez (2D), durante su comparecencia./C. Ramos
El obispo de la Diócesis de Astorga, Juan Antonio Menéndez (2D), durante su comparecencia. / C. Ramos

El obispo avanza en Ponferrada los pormenores del proceso de reorganización de parroquias que contempla una consulta a los feligreses durante la Cuaresma para agrupar a 970 parroquias en «60 o 70 grandes áreas»

CARMEN RAMOS Ponferrada

El Obispado de Astorga trabaja en la publicación de un protocolo de actuación para prevenir los abusos a menores que establecerá, además, las pautas para actuar en caso de que se detecten. Así lo anunció hoy el obispo, Juan Antonio Menéndez, en el transcurso del desayuno informativo que compartió en Ponferrada con los periodistas bercianos con motivo de la celebración de la festividad de su patrón, San Francisco de Sales. Una oportunidad que aprovechó para compartir con los profesionales de la comarca el mensaje del Papa Francisco para la 52 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, centrado en las noticias falsas o 'fake news'.

Juan Antonio Menéndez avanzó que el documento se presentará en los arciprestazgos a fin de que la información que contiene llegue a los sacerdotes y catequistas. «Como los menores vienen a las catequesis, si un catequista observa alguna cuestión de este tipo tiene la obligación de actuar y en este protocolo está cómo hacerlo», explicó.

La medida forma parte de las acciones impulsadas desde el Obispado tras las denuncias de varios casos de abusos sexuales en el Seminario de La Bañeza. En este sentido, el obispo se remitió a su comparecencia de hace casi un año recordando que el sacerdote acusado «ya fue condenado» y que «el caso está cerrado porque nadie puede ser juzgado dos veces por la misma cuestión».

Asimismo, recordó como el Obispado abrió de forma inmediata una «investigación exhaustiva» de lo sucedido para lo que recibió a los ex seminaristas y a los ex alumnos del colegio de Puebla de Sanabria. «Esta investigación está en marcha, siguiendo los protocolos que la Santa Sede tiene para estos casos y yo en esto no puede decir más porque estoy bajo el secreto pontificio», pero subrayó que «la Diócesis está trabajando en este sentido para llegar a un final en estos procesos», explicó Menéndez.

El obispo resaltó también la decisión de solicitar a todos los responsables de la pastoral, sacerdotes y catequistas, el certificado de no haber cometido ningún delito de abuso, un proceso que se cerrará en breve. «Estamos tabulando y en este mes de enero o febrero lo terminaremos porque son muchos», apuntó. También recordó las conferencias a los sacerdotes desarrolladas con un experto llegado de Roma para evitar que este tipo de actos vuelvan a repetirse y, sobre todo, la necesidad de trabajar en la protección de los menores.

«El santo padre y los obispos tenemos que ser proactivos en esto, no sólo que no se repitan sino que hay que proteger a la infancia de los abusos, en este caso sexuales, pero también de los abusos de trabajo y de tantos niños que en el mundo son esclavizados o que también son pasto de gente desalmada que os utiliza para el tráfico de órganos», aseveró el obispo que entiende que «este es un compromiso que debemos de asumir y que debemos de seguir trabajando en este sentido». «Yo estoy comprometido a hacerlo y veo que es una etapa de purificación importante que debemos de tener y vivir sacando lecciones para progresar y para que estas cosas no se nos vayan de las manos», subrayó.

Juan Antonio Menéndez, en el desayuno informativo con los periodistas del Bierzo.
Juan Antonio Menéndez, en el desayuno informativo con los periodistas del Bierzo. / C. Ramos

Reorganización de parroquias

En otro orden de asuntos, el máximo responsable de la Diócesis de Astorga avanzó algunos detalles de la concentración de parroquias que está llevando a cabo el Obispado dentro del plan pastoral y que permitirá adaptarlas a la realidad de los nuevos tiempos, por la despoblación, el envejecimiento y de la descristianización. «Se trata de constituir en los distintos lugares de la Diócesis comunidades cristianas realmente evangélicas porque hemos recibido una estructura del pasado con casi mil parroquias en la Diócesis y esto está obsoleto y es necesario reorganizarlo de nuevo», dijo.

Lejos de hacerlo por decreto, el proceso se realizará «en contacto con las personas», tal y como avanzó, a través de un cuestionario que se hará llegar a los feligreses en las iglesias durante la Cuaresma. «Se realizará una encuesta sociológica y eclesiástica par que toda parroquia se enfrente a su realidad y se pregunte qué futuro tiene, si hay los elementos esenciales para que pueda vivir la realidad cristiana como la catequesis, Cáritas, la celebración de los sacramentos, la formación de los cristianos, y que se vea cuál es la realidad».

Juan Antonio Menéndez anunció que el próximo año se realizarán también catequesis de sensibilidación «para que se den cuenta que una comunidad cristiana si quiere tener vigor evangélico tiene que tener unos elementos esenciales».

Entorno a estas parroquias el Obispado estudia hacer una «parroquia de parroquias» para reorganizar toda la Diócesis «de una manera estable». Así de las 970 parroquias existentes en la actualidad podrían agruparse en «60 o 70 grandes áreas» en un proceso que podría alargarse durante los próximos 20 años.

En el caso de Ponferrada, el obispo recordó que desde Toral de Merayo a Carucedo ya existe en este momento una unidad parroquial y que ese debe ser el camino a seguir.

Contenido Patrocinado

Fotos