Elbierzonoticias

El nuevo centro de recepción de visitantes e de Montes aspira a atraer empresas del sector verde

fotogalería

Finalización de las obras del Centro de Recepción de Visitantes e Iniciativas de Montes de Valdueza. / César Sánchez

  • Las obras de restauración en el ala este de la edificación concluyen tras una inversión de casi un millón de euros

Los trabajos de rehabilitación y restauración del ala oriental del monasterio de San Pedro de Montes de Valdueza, en el término municipal de Ponferrada, llegaron hoy a su fin tras una inversión de casi un millón de euros, que permitirá utilizar este espacio como centro de recepción de visitantes, así como para albergar distintas iniciativas socioculturales turísticas relativas al Valle del Silencio y al Valle de Oza, como el centro de interpretación de la Tebaida berciana o la posibilidad de atraer empresas del sector verde que creen empleo en la zona, tal y como explicó la delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro.

En ese sentido, Salgueiro recordó que el objetivo de la actuación es “desarrollar las potencialidades turísticas y culturales” de la zona, además de provocar un “impacto social” gracias a las actividades previstas. Salgueiro, que se felicitó por la colaboración de los diversos actores implicados en las obras, subrayó que “juntos podemos hacer mucho más” y definió esa cooperación entre entes públicos y privados como “el modelo a seguir en el futuro”.

Las obras estuvieron financiadas al 50 por ciento por el Ministerio de Fomento a través del 1,5 por ciento cultural. La Junta aportó otro 40 por ciento del presupuesto y la Real Fundación Hospital de la Reina, promotora de los trabajos en calidad de propietaria del edificio durante los próximos 50 años, gracias a la cesión de uso que le hizo el Obispado de Astorga, se encargó de aportar el montante restante.

Proyecto Genadii

En ese sentido, los trabajos forman parte del proyecto Genadii, que desde 2014 viene desarrollando iniciativas encaminadas a la recuperación integral y al desarrollo de este paraje del medio rural de Ponferrada, gracias a la colaboración entre la Fundación Hospital de la Reina y las administraciones municipal, autonómica y estatal. Desde su puesta en marcha, el proyecto Genadii ha significado la materialización de varias actividades e infraestructuras en la zona, como el centro de recepción de visitantes de Peñalba de Santiago.

Al respecto, la alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, destacó que las obras suponen un paso más en la lucha contra el abandono del medio rural y señaló a “patrimonio, turismo y desarrollo” como los tres pilares que ayudarán a evitarlo, gracias a la puesta en valor de las instalaciones, para las que reclamó que se doten de contenido.

En la misma línea, el administrador de la Real Fundación Hospital de la Reina, Antolín de Cela, admitió que la vuelta a la vida del monasterio era “un sueño” perseguido a lo largo de los años y aseguró que las obras “devuelven a la gente de estos pueblos lo que ya les pertenecía”.

Por su parte, el vicario general de la Diócesis de Astorga, José Luis Castro, reclamó que el “ambicioso plan de restauración” se complete con intervenciones en la iglesia del monasterio y recordó que “todavía queda trabajo para realizar si queremos devolver al monasterio el esplendor de otros tiempos”.

Recogiendo ese guante, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, definió las obras del ala este como “un paso en el camino” del proyecto Genadii y destacó el “orgullo y satisfacción” al poder participar en unos trabajos que calificó de “claro ejemplo de cooperación público-privada”.

En esa línea, Suárez-Quiñones, que agradeció el trabajo de De Cela como “mentor de las obras”, no descartó que se produzcan “escenarios para nuevas colaboraciones” de la mano de departamentos como Fomento o Cultura, que ya han participado en los actuales trabajos.

Las obras en el monasterio

Sobre el terreno, los trabajos consistieron en la rehabilitación de tres bóvedas que habían quedado expuestas a la intemperie tras el incendio ocurrido a mediados del siglo XIX. Utilizando técnicas de antaño para la colocación de la mampostería y la sillería, las estancias se han renovado con los materiales originales de la edificación: piedra caliza, madera y pizarra.

Con la finalización de los trabajos, el espacio queda dividido en dos niveles, con una planta baja que alberga la gran sala polivalente de 150 metros cuadrados, destinada a exposiciones, conferencias o celebraciones sociales. En la planta alta hay cinco dependencias que pueden utilizarse como dormitorios en formato de albergue. En total, la intervención ha afectado a una superficie de más de 1.000 metros cuadrados.

En ese sentido, el objetivo de la obra fue dar vida a un centro que albergue la información existente sobre el monasterio, su historia y arquitectura. El nuevo centro, que está preparado para la celebración de actos culturales relacionados con la Tebaida, también podrá ser utilizado para acoger grupos de 25 personas interesadas en aspectos como la investigación o el turismo de naturaleza.

1,5 por ciento cultural

Por otro lado, la delegada del Gobierno recordó que, sumando la inversión destinada a esta obra, el Ministerio de Fomento ha destinado un total de siete millones de euros a 17 proyectos de recuperación del patrimonio histórico de Castilla y León, gracias a las aportaciones del 1,5 por ciento cultural desde 2015.

En esa línea, Salgueiro anunció una nueva convocatoria para el periodo 2018-2019 que estará dotada con un total de más de 50 millones, que sumados a las participaciones privadas elevarán el nivel total de inversión hasta los 75 millones de euros para todo el territorio nacional. Según explicó Salgueiro, la convocatoria tendrá lugar entre la segunda y la tercera semana del mes de junio.