Elbierzonoticias

USE acusa al PSOE de sufrir un «ataque de celos» en las negociaciones sobre el ppresupuesto municipal

  • La formación defiende sus «incipientes» conversaciones para negociar las cuentas con el equipo de gobierno del PP

El Grupo Municipal USE Bierzo calificó hoy de “ataque de celos” la advertencia lanzada el pasado viernes por el portavoz del PSOE de Ponferrada, Olegario Ramón, sobre los acercamientos entre la formación liderada por el exalcalde Samuel Folgueral y el equipo de Gobierno del PP. USE acusó a Ramón, a quien definieron como “portavoz accidental”, de mantener una “historia de amor con la derecha” y le recordaron su “vergonzante pacto” para la aprobación de los presupuestos del año pasado.

En ese sentido, USE consideró que Ramón “ha hecho el ridículo y lo hace a día de hoy porque en su momento no le importó ser el único con el que la derecha pactara los presupuestos”. Al respecto, criticaron que el portavoz socialista “sigue sin explicar ni a sus votantes ni a nadie las verdaderas razones de su idilio con la derecha” e ironizaron sobre su actual preocupación por las conversaciones entre USE y el PP, que la formación del exalcalde reiteró que son solo “incipientes”, ante la falta de un borrador del presupuesto completo para su análisis. USE advirtió, en todo caso, que “si llegara el caso de entrar en una negociación propiamente dicha, este grupo municipal no vetaría a ninguna otra formación por ridículas que fueran sus propuestas”.

En esa línea, aseguraron que la postura de Ramón puede deberse a “los nervios por haberse equivocado quizás de bando de cara a cierta cita socialista muy próxima”, en referencia a las primarias que vivirá el PSOE el próximo domingo. “En esa batalla nosotros no podemos ayudarle, así que le rogamos que no trate de beneficiarse atacando a la oposición”, espetaron los representantes de USE, que consideraron que a Ramón “ni le preocupa el municipio ni los problemas de Ponferrada”.

Al respecto, lamentaron que el portavoz socialista “solo tiene dos obsesiones”, que a su juicio son “seguir echándose en brazos de la derecha” y “atacar furibunda y descarnadamente a sus excompañeros de un gobierno de investidura socialista”.