Elbierzonoticias

Ayuntamiento y FCC asumirán el sobrecoste de 250.000 euros del nuevo convenio del servicio de basuras

Un operario de FCC realiza labores de limpieza en una calle de Ponferrada.
Un operario de FCC realiza labores de limpieza en una calle de Ponferrada.
  • La alcaldesa confía en el respaldo de todos los grupos «en un ejercicio de responsabilidad» para legitimar el acuerdo alcanzado entre el comité y la empresa que anuló la huelga

El Ayuntamiento de Ponferrada y la empresa FCC -encargada de forma interina del contrato del servicio de recogida de basuras y limpieza viaria- se harán cargo del sobrecoste de 250.000 euros anuales que supondrá el acuerdo alcanzado entre el comité de empresa y la dirección de la compañía sobre el nuevo convenio, según se puso de manifiesto en la comisión de Medio Ambiente.

«Una parte de las diferencias del coste del servicio la abonará el Ayuntamiento y la otra la empresa», explicó la alcaldesa, Gloria Fernández Merayo, que adelantó que la legitimación del acuerdo por parte de los grupos municipales -precisamente un aspecto que desconvocó la huelga en el servicio- será uno de los puntos que se abordará en el pleno ordinario que se celebrará este viernes.

En este sentido, considera que «los grupos políticos van a hacer un ejercicio de responsabilidad» para que el visto bueno pueda salir adelante por unanimidad. «Estamos hablando de un acuerdo que es beneficioso para todos», señaló Merayo, dado que «se trata del reconocimiento de una serie de derechos de los trabajadores, que está amparado por los servicios jurídicos y económicos del Ayuntamiento de Ponferrada», subrayó.

La regidora municipal cree, por ello, que las diferentes formaciones, «no deberían desde luego oponerse», en el caso de USE «porque el problema de la nulidad del contrato no lo hemos causado nosotros sino el anterior equipo de gobierno», recordó, el PSOE «porque entiendo que, en un acto de responsabilidad estamos hablando de los derechos de los trabajadores», y el resto de grupos «porque no le veo yo el razonamiento para oponerse», aseveró Merayo, teniendo en cuenta, además, «que se ha consultado con todo el mundo».

Así las cosas, Gloria Fernández Merayo tiene claro que «ahora es política» si bien reconoce que «la limpieza de las calles no tiene color» si qwe «se trata de dar servicios a los ciudadanos». Recordó, además, que el Ayuntamiento ya ha dado traslado al juzgado de la consulta sobre el cumplimiento de la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Casetilla y León que anuló la adjudicación del servicio.