Elbierzonoticias

Masterchef viaja a la Edad Media en el Castillo de los Templarios

Imagen de uno de los concursantes durante la prueba en el castillo.
Imagen de uno de los concursantes durante la prueba en el castillo.
  • Los concursantes servirán un banquete para 150 extras que representarán a nobles y campesinos / Para cocinar utilizarán únicamente los utensilios que usaban en el siglo XII

Los aspirantes aprenderán a sacarle el máximo partido a todos los alimentos haciendo una compra responsable. El reto será elaborar un plato de estrella Michelin sin que la cesta supere los diez euros. Aquellos que no sean ágiles con el cálculo mental irán directamente a la eliminación. Para demostrar que no es una prueba imposible el jurado invitará al chef Javier Aranda (dos estrellas Michelin), que cocinará a la vez que los aspirantes.

Como si estuvieran en una película de cine, los aspirantes viajarán en el tiempo para luchar en una auténtica cruzada gastronómica en el castillo de Ponferrada. Cocinarán tal y como se hacía en el medievo, elaborando platos con los mismos utensilios que usaban los cocineros en el siglo XII. 150 extras representarán a nobles y campesinos, que degustarán guiso de venado, liebre asada y estofado de lechazo entre otros manjares cocinados con productos de ‘Tierra de sabor’.

El viaje gastronómico no terminará tan pronto. En la prueba de eliminación, los aspirantes con delantal negro se enfrentarán a una dura prueba de cocina internacional. Al azar les tocará un tipo de pescado o marisco y un país, para cocinar un plato típico del lugar que les haya tocado. El chef Martín Berasategui (ocho estrellas Michelin) aconsejará a los aspirantes con sus recetas. El aspirante que no esté a la altura será eliminado.