Elbierzonoticias

El detenido por los 'simpas' niega haber contratado los banquetes en los restaurantes bercianos afectados

Llegada del detenido a los juzgados de Ponferrada.
Llegada del detenido a los juzgados de Ponferrada.
  • Su abogado defensor asegura que fue un «simple invitado más» y que en todo caso se trataría de responsabilidad civil y no penal

El Juzgado de Guardia de Ponferrada ha dejado en libertad al ciudadano rumano de 48 años que fue detenido por ser uno de los presuntos autores de los 'simpa' registrados en dos restaurantes bercianos. Tras cerca de una hora declarando ante el juez, el acusado ha sido puesto en libertad en calidad de investigado con la obligación de firmar en el juzgado el primer día de cada mes, según ha confirmado a elbierzonoticias.com su abogado, Miguel Ángel Orallo.

Fueron pasadas las diez y media de esta mañana cuando el acusado llegaba al Palacio de Justicia de Ponferrada escoltado por agentes de la Guardia Civil.

El hombre, que ha pasado a disposición judicial, ha negado por completo que sea una de las personas que contrató los banquetes. Así lo ha asegurado su abogado, Miguel Ángel Orallo, quien señaló que su defendido fue «un invitado más». «Él no tiene nada que ver con el tema de los hechos que se le van a imputar, solo ha sido un simple invitado de los acontecimientos, por lo que habrá que buscar al responsable, a la persona que contrató los servicios en los restaurantes en los cuales han sucedido los hechos», afirmó el letrado.

A pesar de que en la información facilitada por la subdelegación del Gobierno en la que afirmaba que del resultado de la investigación iniciada por la Guardia Civil con motivo de una presunta estafa en un restaurante de Bembibre, se pudo determinar la participación del ahora detenido, en la contratación del banquete, el abogado defensor ha vuelto a reiterar su inocencia. «No tenía nada que ver, es un simple invitado y así lo demostraremos dentro del propio procedimiento», apostilló.

En cuanto a las calificaciones, el letrado considera que este hecho sería «una responsabilidad civil y en ningún caso estaríamos dentro de una responsabilidad penal como se pretende imputar a mi cliente». De hecho, cree que si se trata de abonar su propio cubierto serían unos 50 o 60 euros como mucho. «Podrá responder por lo suyo pero no por algo que le excede a su vinculación con esos restaurantes, él ha sido un invitado más», concluyó.

Cabe recordar que los dos 'simpas' se produjeron en dos restaurantes bercianos, uno en Bembibre y otro en Ponferrada. En ambos, los comensales de los banquetes -un bautizo y una boda- se marcharon sin abonar la factura, de más de 2.000 euros en el caso del Hotel Carmen de Bembibre y de más de 10.000 en el de la capital berciana.