Elbierzonoticias

El Life Stars+20 logra reducir más de un 20% el consumo de agua y electricidad en el albergue de Ponferrada

Visita de los miembros de la Comisión Europea,, junto a representantes del Ayuntamiento de Ponferrada y del albergue de peregrinos, para explicar el proyecto.
Visita de los miembros de la Comisión Europea,, junto a representantes del Ayuntamiento de Ponferrada y del albergue de peregrinos, para explicar el proyecto. / César Sánchez
  • Los responsables del programa aspiran a que las medidas medioambientales se extiendan a otros establecimientos a lo largo del trazado del Camino de Santiago

Las medidas de mejora ambiental implantadas en el albergue parroquial San Nicolás de Flüe de Ponferrada como parte del proyecto europeo Life Stars+20 permitieron reducir los consumos de agua y electricidad en el establecimiento un 22 y un 23 por ciento, respectivamente, según informaron hoy los responsables del programa durante su visita para comprobar el cumplimiento de los objetivos del proyecto. Además, el programa logró evitar la emisión de 130 toneladas de dióxido de carbono, uno de los gases causantes del efecto invernadero.

En ese sentido, César Romero, director general del Grupo San Valero, uno de los socios de la iniciativa, recordó que, además de estos datos, se ha conseguido que un total de 11.136 peregrinos hayan firmado su compromiso ambiental. “El Camino empieza por cuidarlo”, resumió Romero, que recordó que la “sensibilización” del peregrino es un aspecto clave. “No puede ser que no se contemple el Camino de Santiago desde una perspectiva medioambiental”, lamentó.

En cuanto a la “aceptación magnífica” con la que ha contado el programa, Romero recordó que la sostenibilidad juega un papel fundamental en el impacto causado por el turismo y apostó por la “concienciación” como método para implantar estas prácticas en otros establecimientos hosteleros a lo largo del Camino, como hoteles o albergues privados. “Este proyecto lo tiene que copiar mucha gente”, recalcó Romero, que insistió en que la principal utilidad del proyecto, cuya vigencia expirará el próximo 30 de septiembre, ha sido “sacar lecciones para aplicarlas al turismo”.

Por su parte, el técnico de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Santiago Urquijo, recalcó que “hemos verificado que el proyecto ya ha alcanzado la gran mayoría de los resultados previstos”. En esa línea, el representante de las instituciones europeas se mostró “muy satisfecho” con el desarrollo del programa y recalcó la necesidad de “replicar estas medidas en otros establecimientos”.

Lucha contra el cambio climático

El proyecto Life Stars+20 pretende impulsar la lucha contra el cambio climático tomando como base el Camino de Santiago. Un total de cinco albergues en cinco comunidades autónomas - Arrés en Aragón, Zabaldica en Navarra, Nájera en La Rioja, Ponferrada en Castilla y León y Samos en Galicia- han implantado diferentes medidas de eficiencia y sostenibilidad que permiten obtener ahorros energéticos y la reducción demostrada del 20 por ciento de emisiones de gases efecto invernadero, explicaron los responsables del programa.

Entre ellos, el de Ponferrada es el albergue de mayores dimensiones, con 200 plazas, y ha sido responsable de aproximadamente el 50 por ciento de los resultados obtenidos por el proyecto, según avanzó Romero.

El proyecto, en cuyo partenariado internacional participan también la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, Europa Innovación y Desarrollo y el Ministerio de Medio Ambiente de Austria, cuenta con una dotación de 1,7 millones de euros de los que el 50% son financiados por fondos de la Unión Europea en el marco del programa LIFE + y el importe restante procede de la aportación realizada por los socios, según explicó la responsable del proyecto, Nieves Zubález.

Las medidas aplicadas

El principal objetivo del programa es introducir el componente medioambiental en el Camino de Santiago, con medidas como la sustitución de lámparas convencionales por tecnología LED, la instalación de contadores inteligentes o la puesta en marcha de dispositivos de uso responsable del agua en cocinas y baños. “Se trata de medidas muy sencillas de aplicar, conocidas por todos y de un bajo coste de implantación, lo que aumenta su potencial de replicabilidad”, explicó el representante de Europa Innovación y Desarrollo, Julián Lago.

Adicionalmente se ha instalado una red de puntos de recarga para vehículos eléctricos ante la necesidad de facilitar a los peregrinos con discapacidad el uso de vehículos eléctricos durante su recorrido. El punto de recarga de Ponferrada fue inaugurado el pasado mes de noviembre de 2015.

Al respecto, los responsables del programa subrayaron que cada una de las medidas cuenta con una valoración, tanto económica como ambiental, de los resultados, que suponen una media de un 20 por ciento de descenso en emisiones y consumos. De hecho, son 73 establecimientos hosteleros en España los que se han adherido ya al proyecto desde su entrada en vigor hace tres años, señaló Zubález.