Elbierzonoticias

C's pide el arreglo de la pista forestal entre San Cristóbal y Peñalba

  • El procurador leonés Manuel Mitadiel destaca la importancia de ambos núcleos patrimoniales como «destino de muchos turistas y visitantes»

Ciudadanos solicita el arreglo de la pista forestal entre San Cristóbal de Valdueza y Peñalba. El procurador leonés de la formación naranja, Manuel Mitadiel, entiende que «es fundamental impulsar una solución a la peligrosa carretera" que también da acceso a Montes de Valdueza, teniendo en cuenta que dichos núcleos patrimoniales «son importantísimos en la comarca berciana y, por tanto, destino de muchos turistas y visitantes».

El procurador de Ciudadanos ha asegurado que esta carretera “es muy estrecha y con muchísimas curvas de horquilla y presenta muchas dificultades para que puedan circular al mismo tiempo dos coches en dirección contraria, a lo que se añade que no permite el acceso a vehículos de gran volumen” y ha añadido que una de las soluciones posibles es el citado arreglo de la pista forestal ya que “supone una mejora del acceso a un núcleo de singularidad patrimonial muy destacado en el Bierzo siempre que las limitaciones medioambientales lo permitan”.

Manuel Mitadiel ha matizado que la pista forestal, en todo caso, “debería adecuarse para pasar a ser de una sola dirección para el tráfico, y que a partir de San Clemente de Valdueza recupere la doble dirección”.

El procurador leonés ha recordado que la pista forestal fue en su día abierta por la Junta de Castilla y León en colaboración con el Ayuntamiento de Ponferrada y que este mismo año fue arreglada de nuevo con el apoyo de la Diputación de León. A mayores, hay Proyectada una nueva actuación para el desbroce de este vial.

“Actualmente hay una memoria que valora la obra de asfaltado de la pista entre Sn Cristóbal y Peñalba en 4 millones de euros, sin embargo, contempla numerosas dificultades en cuanto al impacto medioambiental que produciría en la zona” ha señalado el procurador naranja que ha especificado que esta pista “es propiedad de diversas juntas vecinales e incluso de algunos particulares, lo que conllevaría que cualquier actuación sobre la misma debe asumir un equilibrio entre la postura de los habitantes de la zona y los deseados beneficios turísticos y económicos que supondría su arreglo”.