Elbierzonoticias

Ponferrada cede 6.000 metros cuadrados en el Cylog al Banco de Alimentos para instalar su centro de distribución del Noroeste

  • La alcaldesa destaca la labor de la ONG y la buena colaboración con el Ayuntamiento y confía en que la federación nacional dé el visto bueno a la cesión

El Ayuntamiento de Ponferrada ha cedido una parcela de 6.000 metros cuadrados de superficie en el centro logístico a la Federación Española de Bancos de Alimentos para que instale en la ciudad su plataforma de distribución para la zona Noroesta de la península. Así lo anunció este lunes la alcaldesa, Gloria Fernández Merayo, durante la inauguración de la jornada de puertas abiertas que lleva este lunes la ONG en sus instalaciones del Toralín y que sirve también de puesta de largo de las obras de mejora que se han llevado a cabo y que garantizan un mejor almacenaje y conservación de los productos que se reparten entre las familias más necesitadas.

La alcaldesa agradeció la labor que desarrolla «todos los días del año» el Banco de Alimentos del Sil y reiteró la colaboración del Ayuntamiento «mucho más allá» dado que «recientemente hemos ofrecido al Banco de Alimentos Nacionas unos terrenos en el Cylog de Ponferrada para que puedan instalar aquí la nave de distribución de alimentos de todo el Noroeste», explicó Merayo.

Una acción que, a su juicio, deja clara la buena sintonía de colaboración de la ciudad con la ONG y confía en que la oferta de terrenos realizada desde el consistorio sea finalmente aceptada. «Ojalá que vaya a buen puerto esta colaboración», destacó la regidora.

Desde el BAS aseguran que se trata de un proyecto «aún por perfilar» dado que el objetivo es que «esto sea la plataforma de distribución para el Noroeste, osea, funcionar igual que funcionan las cadenas de supermercados, hay varias plataformas que se ubican estratégicamente y que esto fuera el centro de recepción para distribuir a todos los Bancos del Noroeste», ha indicado el jefe de distribución y almacenamiento del Banco de Alimentos del Sil, Javier Anadón. «Nosotros participaremos de la gestión que nos corresponda, lo que no quiere decir que nosotros seamos los responsables dado que se trata de plataformas autónomas porque son para varios bancos», ha recalcado. Una inversión que realizará la federación nacional con los fondos donados por la Fundación Amancio Ortega.

Aunque la decisión todavía no está tomada, desde el Banco de Alimentos del Sil creen que Ponferrada «tiene muchas posibilidades» de acoger el centro de distribución para la zona Noroeste dado que tiene «una posición estratégica».

Adecuación de las instalaciones

El presidente del BAS, Damián Tascón, se mostró satisfecho de las obras realizadas en las instalaciones del Toralín que se traducen en una mejora de las condiciones de almacenamiento de los víveres que se reparten entre las familias necesitadas. «Contento a tope, porque todo va bien», ha indicado.

Las actuaciones se han podido llevar a cabo con las donaciones realizadas por la Fundación Amancio Ortega y el BBVA a la Federación Española de Bancos de Alimentos. «Gracias a ellas hemos podido acometer unas serie de mejoras infraestructurales que eran absolutamente necesarias», apuntó.

En este sentido, el jefe de almacenamiento y distribución del BAS, Javier Anadón, destacó la adecuación de las instalaciones a la normativa higiénico sanitaria y la mejora de las condiciones en cuanto a prevención de riesgos laborales para los trabajadores. Asimismo, se han dotado de mecanismos de extracción de aire, de limpieza y de equipos propulsados de carretillas lo que, según Anadón «va a redundar en una mejora de las condiciones de almacenamiento, también en las condiciones de la logística, en traer aquí los alimentos, en racionalizar todo».

Las mejoras acometidas permiten también prolongar el periodo de conservación de los alimentos, principalmente en el caso de los perecederos y de aquellos productos de los que tienen más stok en el BAS lo que se traduce en una mayor calidad de los productos. «Hay veces que la entradas fundamentalmente de fruta y hortaliza son grandes, no podemos saturar a las asociaciones y tenemos que conservarlas unos días, entonces todo eso nos está permitiendo que esté aquí en mejores condiciones y que no se nos deteriore», subraya.

El Banco de Alimentos del Sil presta atención en este momento a más de 7.000 familias en las comarcas del Bierzo, Laciana y Valdeorras. Unas peticiones de ayuda que siguen aumentando. «Superamos ya las 7.000 y vamos teniendo de las asociaciones cada vez más petición para más personas osea que esa bonanza de las que nos hablan los políticos ciertamente aquí no la estamos viendo», asevera el responsable de distribución.