Elbierzonoticias

Escolares en acción

Un total de 300 escolares de Ponferrada aprendieron este viernes a actuar ante una situación de emergencia.
Un total de 300 escolares de Ponferrada aprendieron este viernes a actuar ante una situación de emergencia.
  • Alumnos de los colegios Campo de la Cruz, La Borreca y San Antonio y de Asprona Bierzo participan en el programa práctico de prevención de los bomberos de Ponferrada para aprender a comportarse en un incendio

Los escolares de Ponferrada han entrado este viernes en acción. Un total de 300 alumnos de los colegios Campo de la Cruz, La Borreca y San Antonio y de Asprona Bierzo han participado este viernes en el programa práctico de prevención de los bomberos para aprender a comportarse en una situación de incendio.

La inciativa ha puesto el broche a la Semana de Prevención de Incendios. Una experiencia nueva desarrollada en un total de 35 ciudades de toda España en la que los chavales han sumado nuevos conocimientos en emergencias como si de un juego se tratase gracias a un hinchable que reproduce las situaciones que pueden producirse si se desencadena un fuego dentro de una vivienda.

"La casa la llenamos de humo inocuo en la que los chavales pueden probar y ver las condiciones en las que pueden verse en un incendio en una vivienda, por ejemplo, por la noche que no se ve absolutamente nada", ha explicado el jefe de los bomberos de Ponferrada, José Manuel Valcarce. "Los niños aprenden como se tropiezan con las sillas, con las mesas, con el mobiliario que hay dentro de la casa y como para conseguir encontrar una salida los bomberos le enseñan que lo mejor es seguir una pared y, además, saber que tienes que ir en la parte baja del habitáculo para respirar mejor", ha subrayado.

De lo que se trata, en definitiva, es de "poner en situación a los niños para enseñarles que esto es educación para la ciudadanía, en definitiva, para minimizar los riesgos en la población y que en caso de que se produzca el siniestro sepa como comportarse", ha indicado Valcarce, que ha recordado como cada año mueren más de un centenar de personas víctimas de incendios y que "es un peaje muy caro que se está pagando y realmente de forma inconsciente porque no se está educando en las escuelas ni en las casas a los niños para el comportamiento en emergencias", recalcó.

Por su parte, el concejal de Seguridad, Ricardo Miranda, ha destacado que "los niños son mucho más receptivos que los adultos, lo entienden mucho más rápido" porque "es como un juego y lo interiorizan y lo asimilan".

La iniciativa ha contado con la participación de voluntarios de Cruz Roja que ofrecieron a los más pequeños pautas en primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar utilizando muñecos como si fueran víctimas.