USE pide exención de tasas para los comerciantes por el «enorme retraso» que acumulan las obras de Camino de Santiago

El concejal de USE Bierzo, Santiago Macías, junto a las ediles Isabel Baílez y Cristina López./
El concejal de USE Bierzo, Santiago Macías, junto a las ediles Isabel Baílez y Cristina López.

Macías acusa al concejal de Bienestar Social de recurrir al «insulto» en sus críticas al contrato de Servicio de Ayuda a Domicilio con Clece

CARMEN RAMOS Ponferrada

El Grupo Municipal de USE Bierzo manifestó hoy su preocupación por el «enorme retraso» que acumulan las obras de reurbanización de la calle Camino de Santiago de Ponferrada. El concejal Santiago Macias lamentó las consecuencias que esta situación está ocasionando a los comerciantes de la zona así como la «más que posible pérdida» de la subvención de 200.000 euros concedida por la Junta de Castilla y León a esa actuación.

Es por ello que el edil pidió «celeridad» en la ejecución de los trabajos que inicialmente estaba previsto que se concluyeran en el entorno de la Semana Santa y que todavía no han terminado «cuando a punto de empezar el mes de junio».

Desde USE exigen, además, al Ayuntamiento que aplique bonificaciones y exenciones de tasas e impuestos a los comerciantes afectados por las obras y reclama al equipo de gobierno que preside Gloria Fernández Merayo «gestión» ante la Admnistración regional para no perder la ayuda consignada. «Aunque sea por primera vez, gestión», subrayó Macías.

«Cada día, cada semana, hay un negocio que cuelga el cartel de 'se alquila' o 'se traspasa' y, desde luego, es un trastorno a los comercios», indicó el concejal de Unidad Social de Electores Bierzo que recordó como en el pleno «se confirmó lo que se sospechaba que se puede perder la ayuda y que a los comerciantes lo que le importaba es que quedara bien cuando los que se van y cierran la puerta de su negocio yo creo que eso no es lo que les importa fundamentalmente», aseveró.

Críticas a Muñoz

Por otro lado, USE Bierzo arremetió contra el concejal de Bienestar Social por sus críticas al contrato del Servicio de Ayuda a Domicilio firmado por el bipartito con Carflor. En este sentido, recordó que «siempre se ha prestado a la colaboración» y que cuando hace una crítica política «lo hace sin recurrir al insulto» y «con documentación». Así Macías explicó que en la Junta de Gobierno del 5 de octubre de 2017 el equipo de gobierno de PP y CB aprobaron el proyecto de reurbanización de la calle Camino de Santiago y que en esa misma sesión se adjudica el contrato de ayuda a domicilio a Clece, empresa a la que Muñoz calificó de «chupópteros« y «sanguijuelas» al reclamar al Ayuntamiento las horas no prestadas del servicio en los años 2014 y 2015.

El edil usista defendió la adjudicación realizada en su día por el bipartito y criticó al edil de CB por hacer uso del «trance reivindicativo y sistema de su amplio fondo de armario» ante las trabajadoras del servicio que se manifestaron el jueves ante el Ayuntamiento.

Insistió en que en una posterior Junta de Gobierno desde la Concejalía de Bienestar Social se decidió prorrogar el contrato a Carflor «que se convierte a partir de ese momento en su contrato», apuntó, y como en una posterior comisión del área celebrada el día 23 de junio de 2016 calificó el servicio prestado por esta empresa como «impecable», por lo entiende que Muñoz «habla así cuando le conviene» dado que «cuando se recurrió el convenio de Tarcyl el señor Muñoz aseguró que no era responsabilidad de nadie» y «ahora que las trabajadoras están en la calle habla del contrato de 2015».

En definitiva, para USE el portavoz de CB «dice lo que le conviene y cuando le conviene pero es normal porque si miramos su trayectoria vemos que la coherencia no es lo suyo», aseveró Macías. Considera que «a estas alturas ya no es creíble que quien aparece como fuerza de oposición es el principal punto de apoyo de la señora Fernández Merayo». «No se puede ser gobierno del Ayuntamiento y pretender ser oposición en la calle porque eso desde luego ya no cuela».

Desde el grupo municipal que lidera Samuel Folgueral se muestran dispuestos a colaborar «en cualquiera de las áreas» del Ayuntamiento pero insiste en que «a lo que no vamos a recurrir al insulto y vamos a venir aquí con documentación». Lamenta que la falta de coherencia mostrada por Muñoz «retrata a cualquiera que lo haga y deja a la ciudadanía en muy mal lugar porque tiene memoria, sigue todo lo que sucede en un Ayuntamiento y puede comprobarlo cuando ha quedado negro sobre blanco lo que se dice en cada momento es poco menos que faltarle al respeto».

Contenido Patrocinado

Fotos