Merayo llama a los grupos a una «abstención responsable» para aprobar los presupuestos

Ayuntamiento de Ponferrada. /Carmen Ramos
Ayuntamiento de Ponferrada. / Carmen Ramos

La alcaldesa de Ponferrada insiste en que de no aprobarse las cuentas de 2018 el Ayuntamiento se verá obligado a destinar 11 millones previstos para inversiones a amortizar deuda

CARMEN RAMOS Ponferrada

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, lanzó hoy un llamiento a los grupos municipales en la oposición en favor de una «abstención responsable» en el pleno que permita sacar adelante los Presupuestos de 2018. Un trámite que se hace imprescindible según la primera edil para desbloquear las inversiones previstas de cara a cubrir las necesidades de obras de mejora en los barrios y pueblos del municipio ya que, de lo contrario, obligaría al Ayuntamiento a destinar casi 11 millones de euros previstos para inversiones en obras en la ciudad a amortizar la deuda municipal.

Una ayuda que reclamó también a la Asociación de Vecinos de los barrios de La Estación y del Temple durante la inauguración de las obras de renovación de la red de abastecimiento y saneamiento y asfaltado en la calle Batalla de Roncesvalles y en la calle Batalla de Bailén dado que esa partida contemplada en los presupuestos permitirían extender las mejoras a otras zonas del barrio que también lo necesitan y que se incluye en el capítulo de inversiones de las cuentas municipales.

«Necesitamos que no nos veten los presupuestos, no ya tanto el voto a favor, que se podía dar, como por lo menos una abstención responsable porque van obras en los barrios de La Estación y del Temple, en una zona que está muy deteriorada», indicó. La primera edil tiene claro que en este momento «no hay más opciones, sino el dinero destinado a inversiones irá a amortizar deuda a los bancos y al Ministerio de Hacienda y creo que es mejor que ese dinero lo tengan los vecinos de Ponferrada», subrayó.

Merayo manifestó la «preocupación» del equipo de gobierno para sacar adelante las cuentas «porque entendemos que merece más la pena gastarse el dinero en obras que necesitamos que dárselo al Ministerio de Hacienda». En este sentido, destacó la buena situación económica que atraviesan en este momento las arcas municipaels con una deuda «muy baja» por lo que tiene claro que lo mejor para al municipio es beneficiarse de esas partidas para actuaciones de mejora.

«Nos iban a dar al premio al Ayuntamiento más cumplidor de España pero entiendo que los vecinos de Ponferrada se merecen esos casi 11 millones de euros en obras, en inversiones y en aumento de plantilla de personal y no en sanear una deuda que tenemos hasta el momento en márgenes más que razonables», apuntó la alcaldesa.

Apoyo de La Estación

Por su parte, el presidente del colectivo vecinal, Jesús López, se unió al llamamiento de la alcaldesa a todos los partidos políticos para que «dejen de mirar por el rabillo del ojo hacia las elecciones, que es importante, pero es más importante el bienestar de los ciudadanos y las obras». Pide por ello a los grupos municipales que hagan un ejercicio de «responsabilidad política» y «se sienten a negociar» con el equipo de gobierno para sacar adelante los presupuestos.

«Que se sienten y que planteen lo que tengan que plantear porque esos presupuestos tienen que aprobarse, porque un Ayuntamiento como el de Ponferrada no puede estar paralizado y trabajar sin presupuesto y eso es responsabilidad de todos». Un ejercicio de responsabilidad que asegura que también hacen las asociaciones de vecinos.

Contenido Patrocinado

Fotos