Merayo cree que la modernización de los regadíos se traducirá en un «salto cualitativo» para el campo berciano

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, junto a los ediles de Medio Ambiente y Hacienda, Roberto Mendo y Amparo Vidal. /Carmen Ramos
La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, junto a los ediles de Medio Ambiente y Hacienda, Roberto Mendo y Amparo Vidal. / Carmen Ramos

La alcaldesa de Ponferrada se contratula del apoyo de los regantes al proyecto impulsado por la Junta que supondrá una inversión de más de 50 millones de euros y que permitirá entubar el Canal Bajo del Bierzo a su paso por la ciudad

CARMEN RAMOS Ponferrada

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, considera que el plan de modernización de los regadíos del Canal Bajo del Bierzo supondrá «un salto cualitativo importantísimo» para el futuro del campo berciano, teniendo en cuenta que la agricultura es hoy por hoy uno de los pilares económicos de la comarca.

Merayo valoró de forma muy positiva el apoyo de los agricultores, todo ello después del respaldo de la comunidad de regantes que aprobó este domingo en asamblea por 270 votos a favor de los 360 participantes iniciar las negociaciones con la Junta de Castilla y León y los ayuntamientos de la capital berciana, Camponaraya y Cacabelos para acometer un proceso que supondrá un desembolso de más de 50 millones de euros. «El resultado nos llena de satisfacción y a partir de ahí vamos a seguir trabajando», indicó.

En este sentido, destacó el «momento álgido» que vive el sector agroalimentario en El Bierzo y el «empeño» del equipo de gobierno de la ciudad para que la Consejería de Agricultura «volviera a poner sobre la mesa esa importantísima obra». Resaltó, además, las sucesivas reuniones mantenidas con la Junta y con los propios regantes para avanzar en este proyecto, la última el jueves con la comunidad de regantes para preparar la asamblea que tuvo lugar el domingo.

«Confiamos en que es obra va a suponer para la agricultura de Ponferrada un salto cualitativo importantísimo teniendo en cuenta que varias pedanías están afectadas y lo que van a ver también los vecinos que no sean regantes es cubrir la avenida del Canal Bajo que creo que va a suponer algo muy importante para la ciudad», explicó la regidora municipal, que avanzó que el Ayuntamiento «hará un esfuerzo» para afrontar la parte que le corresponda, al margen del proyecto, para entubar esa zona del canal.

Concentración parcelaria

En cuanto al proceso de concentración parcelaria, la primera edil avanzó que el Ayuntamiento seguirá «trabajando con los propietarios de las diferentes pedanías en las que la producción agrícola es primordial» para instar a la Junta que se inicie la tramitación del proceso siempre y cuando se trate de terrenos que cumplan las condiciones que establece la nueva ley para integrarse en el mismo.

«Se van a solicitar y en aquellas otras zonas en las que no sea posible por la densidad urbana no se solicitará», apuntó Merayo, que avanzó que, en principio, «habrá más concentraciones parcelarias que las que contempla el plan de modernización de regadíos en el municipio».

La alcaldesa insistió en que la modernización de los regadíos es «fundamental para los agricultores porque ya no se enciende una agricultora moderna sin el riego por aspersión que evitará, además, las consecuencias de las heladas», indicó.

Asimismo, ve el proyecto como un «un revulsivo tremendo» para el futuro del sector que irá más allá traduciéndose en efectos positivos incluso para la reindustrialización de la comarca. «Estamos hablando de consolidar las marcas de calidad que tenemos y de reindustrialización, agroalimentaria y turismo, como pilares para Ponferrada», aseveró. «Este es el año definitivo porque no hay que olvidar que la agricultura lleva industria», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos