Merayo anuncia un pleno «extraordinario y monográfico» en la primera semana de junio para aprobar el presupuesto

Ayuntamiento de Ponferrada./Carmen Ramos
Ayuntamiento de Ponferrada. / Carmen Ramos

La alcaldesa reitera su llamamiento a la oposición para ejercer una «abstención responsable» anteponiendo los intereses de los ciudadanos a la política «porque hay voluntad y dinero para hacer obras que necesita Ponferrada»

CARMEN RAMOS Ponferrada

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, anunció hoy su intención de convocar un pleno «extraordinario y monográfico» en la primera semana de junio para someter a debate el proyecto de presupuestos para 2018 elaborado por el equipo de gobierno municipal del Partido Popular. «Espero que en la primera semana de junio llevemos los presupuestos a aprobación», indicó.

La primera edil reiteró de nuevo su invitación a los grupos políticos en la oposición municipal a realizar una «abstención responsable» teniendo en cuenta que «nos encontramos con el dilema de que tenemos voluntad y dinero para hacer obras y hay mucha necesidad en Ponferrada para hacer muchos arreglos», explicó Merayo, que tiene claro que «está mucho mejor ese dinero en obras y en contratación de personal que no en amortizar deuda bancaria o del fondo de pago proveedores». «Cualquier ciudadano entiende que es preferible gastarse 300.000 euros en arreglar la rontonda de Fuentesnuevas que no dar ese dinero a cualquier entidad bancaria», insistió.

En cuanto al apoyo a las cuentas por parte de los grupos de la oposición, la regidora ponferradina confía en que en último término éstos ntepongan los intereses de los ciudadanos a la política. «Espero que que al final los partidos sean sensatos y vean que es más importante el bienestar de los vecinos que la política», aseveró. Entiende que el apoyo a las cuentas «va a beneficiar a todos por igual» e insistió, por ello, en la necesidad de «gestionar y gobernar para todos los vecinos».

Respecto a las acusaciones del PSOE de «chantaje» a la oposición, Merayo considera que «pedir una voto responsable nunca es un chantaje» y lamenta este calificativo cuando la intención del equipo de gobierno es «gobernar, apelar a su conciencia y a que voten para los vecinos y no para los intereses partidistas». Por otro lado, respondió también a las críticas lanzadas por el portavoz de Coalición por El Bierzo, Pedro Muñoz, considerando que «mi socio en el cogobierno el otro día se lió un poco» y considera que «él entiende que hay necesidad de hacer esto» y sacar adelante las cuentas municipales.

«El Ayuntamiento estuvo casi en concurso de acreedores»

Gloria Fernández Merayo recordó la difícil situación económica con la que el PP tomó las riendas del gobierno municipal. «Los dos primeros años de gobierno tampoco teníamos para muchas alegrías, de poco nos valía el segundo año sacar presupuestos cuando no teníamos dinero», apuntó la primera edil, que no dudó en reconocer que incluso «hubo días de tener que decir casi que cierro el Ayuntamiento porque esto está casi en concurso de acreedores».

En este sentido, insistió en que «los dos primeros años lo hemos pasado muy mal, muy apurados para hacer frente a muchas obligaciones, ha habido días muy complicados en este Ayuntamiento, complicadísimos». Una situación que gracias a la labor del gobierno municipal se ha logrado superar, por lo que no dudó en apelar a la responsabilidad de los grupos de la oposición para que la ciudad siga avanzando. «Cuando ya vemos que tenemos la casa en orden y podemos hacer algo me parece de responsabilidad el poder decir ahora vamos a darle a los vecinos lo que les corresponde porque el dinero es de ellos», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos