Merayo advierte que no llevará el presupuesto de 2018 a Pleno «si no hay garantía de que se va a aprobar»

Ayuntamiento de Ponferrada./C. Ramos
Ayuntamiento de Ponferrada. / C. Ramos

La alcaldesa asegura que «no hay ninguna situación dramática» en el Ayuntamiento y que se está gobernando con cuentas prorrogadas

CARMEN RAMOS Ponferrada

La regidora municipal de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, advirtió hoy que no presentará al Pleno el presupuesto de 2018 «si no hay garantía de que se va aprobar». «La alcaldesa y este equipo de gobierno no van a llevar unos presupuestos para que sean rechazados, eso no lo voy a hacer nunca», indicó. En este sentido, dejó claro que lo hará «cuando tenga la garantía de que va a ser aprobados».

Merayo asegura que «no hay ninguna situación dramática en el Ayuntamiento de Ponferrada», tal y como denunció el portavoz municipal de Coalición por El Bierzo, Pedro Muños, su socio en el cogobierno, y asegura que es posible gobernar con presupuestos prorrogados, tal y como se está haciendo, teniendo en cuenta lo que ocurre también en otros ayuntamientos que atraviesan la misma situación. «Hay más ayuntamientos en España que funcionan con presupuestos prorrogados», apuntó, recordando los casos de Orense y Mieres.

En este sentido, la alcaldesa destacó los más de dos millones de euros de inversión en obra licitada durante el último ejercicio gracias a los mecanismo que ofrece la Ley de Haciendas Locales.

Asegura que desde el equipo de gobierno «no renunciamos» y «vamos a negociar» para contar con las cuentas anuales, si bien es consciente de que «los votos son los que son» teniendo en cuenta que necesita el apoyo de los grupos de la oposición para sacarlos adelante ante el gobierno en minoría que preside. No obstante, indicó que en caso de no poder aprobarlos se llevará a cabo una modificación de créditos para que las asociaciones del municipio puedan recibir cuanto antes sus asignaciones.

La regidora municipal garantizó que el cogobierno con CB «está bien» si bien invitó a su portavoz a «evitar el «dramatismo» en sus comparecencia. Una posición que no dudó en atribuir a la proximidad de las elecciones municipales.

Contenido Patrocinado

Fotos