La lucha por la integración

La asociación 'Mirando hacia el Futuro' inaugura sede en Ponferrada con el objetivo de ser un espacio de apoyo a las familias inmigrantes con menores a su cargo

Imagen de la inauguración de la sede de la asociación 'Mirando hacia el futuro'./E.Jiménez
Imagen de la inauguración de la sede de la asociación 'Mirando hacia el futuro'. / E.Jiménez
E.JIMÉNEZPonferrada

La asociación 'Mirando hacia el Futuro', que nació en el año 2007 en León, ha inaugurado este lunes su nueva sede en Ponferrada. El colectivo, según explicó su presidenta, Yunia de la Caridad Sánchez, nació «en respuesta a las migraciones internacionales que hubo a principios de este siglo, había una necesidad muy grande de integrar a todas estas familias que estaban un poco perdidas en cuanto a sus deberes y derechos en la sociedad española».

Muchos llegaron a España buscando un trabajo, sobre todo en la construcción o en el campo, pero ahora con la crisis, su situación ha empeorado. Otro problema que presentan es la integración. «Muchos tienen problemas a la hora de integrarse, a la hora de culminar el proceso de hacer su documentación, a la hora de trabajar. Se sienten sin esperanza, no ven que sus familias tengan una expectativa, eso que ellos tenían cuando llegaron aquí de hacer algo», indicó la presidenta.

Por ello, desde 'Mirando hacia el Futuro' buscan apoyar a estas familias y sobre todo a sus hijos, y son ellos en los que están centrando su labor. Para ello, llevan a cabo numerosas actividades de sensibilización «donde ellos son los protagonistas» o de cooperación para el desarrollo y codesarrollo, entre otras. «Hemos hecho mucho trabajo con ellos, preguntando a todas las familias sus necesidades, sus expectativas e intentando ayudarles para que sientan España como su país», apostilló Yunia de la Caridad Sánchez.

En la actualidad, la asociación presta ayuda a siete familias, aunque durante su andadura en León fueron un total de 52.

Al acto de apertura asistieron la alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, así como el concejal de Bienestar Social, Pedro Muñoz, y las ediles de Ciudadanos, Rosa Luna y Ruth Santín. Para la regidora, destacó la labor de la asociación que trabaja «en la ayuda a toda la infancia pero especialmente para los colectivos de inmigrantes para que puedan tener una buena integración, para que tampoco olviden sus raíces, para tratar con niños que tengan problemas y para ofrecer soluciones y colaboración».

Asimismo, la primera edil apuntó que en la capital berciana «nadie somos forasteros y lo mejor de asociaciones como esta es que ayudan a la integración pero también a conservar las raíces y coger lo mejor de las dos culturas».

Contenido Patrocinado

Fotos