García del Blanco cree que Prada expresa «obsesiones personales»

Las «salidas de tono» demuestran, a su juicio, «en qué situación está la Agrupación de Ponferrada»

ELENA F. GORDÓNPonferrada

El miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE, Ibán García del Blanco, a quien hoy dedicó duras palabras la secretaria de la Agrupación de Ponferrada, Rita Prada, eludió replicar a lo que calificó como “salidas de tono que marcan muy bien en qué situación está esa agrupación y qué cosas deben superarse en el partido”.

Del Blanco reiteró que está centrado en fomentar un nuevo modelo de PSOE y que el resto “son obsesiones personales que cada uno es muy libre de tenerlas”. En respuesta al rechazo de Prada a que la lista de delegados al próximo congreso autonómico incluya a un ex edil de Ponferrada expulsado del partido y que no es militante de la agrupación sino afiliado por vía directa, comentó que “la mayoría de la gente se expresa en las urnas y se expresó en las primarias. Hay cosas que generan tristeza y se califican por sí mismas”.

Respecto a si considera entendibles las críticas por la designación de ese ex edil y por la del alcalde de Pajares de los Oteros, Julio Fernández, también expulsado en su día de las filas socialistas, como delegados, evitó pronunciarse para respetar, dijo, el sentido de la votación de los asistentes al congresillo provincial de León.

“Cada uno tiene una opinión personal de cada cual, no es procedente que yo lo exprese; la voluntad del partido se expresa en sus órganos y ahí estaban. No aporta nada que yo opine; cada uno puede tener la suya pero por el cargo que ostento la mía puede poner en cuestión la voluntad de órganos del partido y no lo voy a hacer”, añadió.

Ibán García del Blanco sí añadió que hay un tiempo del PSOE “que ha terminado y al que los miitantes le dijeron basta en las últimas citas” y mostró su deseo de que los próximos procesos electorales acaben con situaciones como “la guerra permanente abierta en la Agrupación de Ponferrada”. “El tiempo es inexorable”, concluyó.

Fotos