La Diputación abre de forma provisional la carretera de Peñalba tras estar bloqueada por un desprendimiento

El gran desprendimiento bloqueó la carretera de acceso a Peñalba de Santiago. /
El gran desprendimiento bloqueó la carretera de acceso a Peñalba de Santiago.

Bomberos y Policía Municipal se encargaron de facilitar la salida a las personas que necesitaban volver a Ponferrada

CARMEN RAMOS Ponferrada

La Diputación Provincial de León y la Concejalía de Medio Rural del Ayuntamiento de Ponferrada han logrado reestabler de forma provisional la comunicación con la localidad de Peñalba de Santiago por carretera y por la pista de San Cristóbal de Valdueza. Todo ello tras retirar buena parte del gran desprendimiento de tierra y piedras que se produjo a última hora de la tarde de este domingo como consecuencia de las lluvias.

El reestablecimiento definitivo de esta comunicación se producirá cuando se lleve a cabo la retirada de estériles, dentro de unos días, dada la magnitud del derrumbe, según informan desde la Concejalía que dirige Iván Alonso.

Pese a la complejidad de la situación y los graves problemas que ha causado, el Ayuntamiento agradece la paciencia y la colaboración de estos vecinos y de los responsables de la Junta Vecinal, así como el apoyo de los bomberos, la Policía Municipal y la Diputación Provincial.

El concejal de Tráfico y Seguridad del Ayuntamiento de Ponferrada, Ricardo Miranda, que ha seguido 'in situ' los trabajos de limpieza, asegura que se trata de un derrumbe «muy importante» que obligó a actuar a la Policía Municipal y a los efectivos de Bomberos para facilitar la salida a las personas que necesitaban bajar a Ponferrada.

Los operarios de Diputación han trabajado durante toda la noche para conseguir que el vial pudiera quedar este lunes abierto de nuevo al tráfico. «Los todoterreno ahora ya pasan y Diputación nos ha dicho que en un par de horas también podrán bajar los coches», indicó Miranda. Unos trabajos que en este momento se están llevando a cabo también la pista «para poder meter los camiones para limpiar todo», subrayó.

El edil asegura que el desprendimiento no está relacionado en ningún caso con el gran incendio que asoló cerca de 3.000 hectáreas en la Tebaida berciana teniendo en cuenta que se produjo «en una zona donde no hubo fuego». Los vecinos vinculan el suceso a las barrancas existentes en el terreno en las que «cada unos cuantos años se forman bolsas de agua y que de vez en cuando revientan, porque ahí el fuego no afectó para nada», subrayó el responsable municipal de Seguridad.

Fotos