El COPCYL solicita apoyo a la Junta para que la ULE no implante el Grado de Podología en el Campus de Ponferrada

Campus del Bierzo./Carmen Ramos
Campus del Bierzo. / Carmen Ramos

El órgano colegial lamenta que el rector esté «obcecado» en crear unos estudios de los que han desistido otras universidades por la escasa salida laboral

CARMEN RAMOS Ponferrada

El Colegio Oficial de Podólogos de Castilla y León (COPCYL) solicitará la mediación de la Junta de Castilla y León y de la Comisión de la Evaluación de Titulaciones de la ACSUCYL para evitar que la Universidad de León siga adelante con su idea de implantar el Grado de Podología el próximo curso en el Campus de Ponferrada. Se trata de un encuentro que el órgano colegial ya mantuvo en su día tanto con la Administración como con el organismo competente en el que expusieron la sobresaturación de profesionales en el mercado y la escasa salida laboral pero que entiende que en este momento se hace necesario de cara a frenar las aspiraciones de la ULE.

«Vamos a reunirnos de nuevo con el Consejero de Educación y con la Agencia de Calidad para que tengan muy en cuenta todos los argumentos que estamos planteando para que una ilusión no se convierta en un agujero sin fondo», explicó hoy a elbierzonoticias el presidente del COPCYL, José Luis Muñoz, que no entiende el empeño del rector, Juan Francisco García Marín, en seguir adelante que supondrá un importante desembolso económico de las arcas públicas y que en ningún caso se traducirá en un avance a la hora de atraer alumnos al Campus.

«Están obcecados en crear una titulación que nosotros llevamos desde 2016 diciéndole que en Castilla y León, en universidades de Salamanca, Valladolid, Ávila o Segovia se ha intentado también presentar el proyecto y desistieron tras conocer con datos la situación del sector, sin embargo, este señor, no sé qué intereses tendrá para seguir adelante», indicó Muñoz.

Desde el COPCYL entienden la obligación de la ULE de apostar por ampliar estudios en el Campus berciano pero tienen claro que «el campo profesional es la vida real» y y que actualmente «hay consultas que se están cerrando y en las universidades está bajando el número de matriculados porque no tiene salida, no ofrece una perspectiva laboral para los estudiantes», señalaron. Una situación que creen que podría cambiar si se da luz verde a la integración de estos especialistas en las sanidad pública porque «permitiría dar un servicio mejor a la sociedad y a partir de ahí todos los que saliesen serían bien recibidos porque entonces seríamos pocos para atender a la sanida privada y a la pública», insistió José Luis Muñoz.

Hoy por hoy, el dato más importante para el Colegio Oficial de Podólogos de Castilla y León es que en las universidades públicas en las que se imparte el Grado universitario «cada vez hay menos alumnos y en las privadas están cerrando». Otro aspecto que no comparten con la ULE es que las prácticas se realicen en consultas privadas de la zona «cuando habría que derivarlos a un centro hospitalario pero no servirse de las consultas privadas que posiblemente no siempre reúnan todas las competencias que debe tener un centro como tal».

En la actualidad en la comarca del Bierzo prestan servicio un total de 18 podólogos, un número que desde el órgano colegial consideran que permite que la asistencia de estos profesionales atendiendo el volumen de población esté «más que cubierta».

Contenido Patrocinado

Fotos