CCOO insta al Gobierno a adquirir a través de la Sepi las minas en liquidación y las térmicas abandonadas

El secretario estatal de Industrias Extractivas de CCOO, Jesús Crespo (I), junto al secretario comarcal de CCOO, Ursicinio Sánchez (D)./César Sánchez
El secretario estatal de Industrias Extractivas de CCOO, Jesús Crespo (I), junto al secretario comarcal de CCOO, Ursicinio Sánchez (D). / César Sánchez

El secretario estatal de Industrias Extractivas exige la convocatoria «inmediata» de la comisión de seguimiento del Plan del Carbón

D.ÁLVAREZPonferrada

El secretario estatal de Industrias Extractivas de CCOO, Jesús Crespo, instó hoy al Gobierno a adquirir, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), las minas leonesas y palentinas en liquidación, así como las centrales térmicas abandonadas por las compañías eléctricas. Crespo, que participó en una reunión en Ponferrada con los delegados del sindicato para valorar una respuesta conjunta ante la situación del sector minero y eléctrico en la Comunidad, también exigió la convocatoria “con carácter urgente” de la comisión de seguimiento del Plan del Carbón 2013-2018, que el ministro de Energía, Álvaro Nadal, se comprometió a reunir a lo largo del mes de julio.

En ese sentido, Crespo aseguró que el marco de la comisión de seguimiento es el adecuado para “tratar de forma inmediata los problemas del sector y buscar soluciones”. Al respecto, el líder sindical señaló que estarán “expectantes y vigilantes” mientras no se convoque el encuentro. En caso de no recibir una “respuesta inmediata”, el sindicato valorará en el mes de agosto “la planificación de una estrategia en defensa del sector”, avanzó Crespo, que no quiso dar más detalles sobre la forma que podrían tomar las movilizaciones.

Imagen de la reunión en CCOO.
Imagen de la reunión en CCOO. / César Sánchez

En cuanto al análisis de la situación de los sectores minero y eléctrico, Crespo recordó que Gas Natural Fenosa ya ha notificado oficialmente su intención de proceder al cierre de la central térmica de Anllares, en el municipio berciano de Páramo del Sil. Por otro lado, Enel, propietaria de Endesa, manifestó también su intención de echar el cierre a las centrales de Compostilla, en Cubillos del Sil, y Teruel, sin que el Ministerio haya recibido todavía la confirmación oficial.

Esta situación, que Crespo calificó de “necesidad imperiosa”, podría provocar la pérdida de hasta 1.000 empleos directos, a los que habría que sumar una gran cantidad de puestos de trabajo relacionados de manera indirecta con la actividad de las centrales. “El futuro de la minería depende de que no se cierren las centrales térmicas”, defendió el secretario estatal, que insistió en que la participación del Ministerio, a través de la Sepi, en el accionariado de las compañías eléctricas podría evitar el anunciado cierre, además de ofrecer “amparo” a los trabajadores del sector minero.

Fotos