El castillo, epicentro de la recreación histórica de la Revuelta Irmandiña

La fortaleza volverá este fin de semana al siglo XV para revivir las luchas de poder entre los partidarios de Enrique IV y los de Alfonso XII a la muerte del rey Juan II

La recreación histórica tendrá lugar este fin de semana./César Sanchez
La recreación histórica tendrá lugar este fin de semana. / César Sanchez
D.ÁLVAREZPonferrada

El Castillo de los Templarios de Ponferrada retornará este fin de semana al siglo XV de la mano de la asociación recreacionista Los Caballeros de Ulver para revivir, por pirmera vez, la Revuelta Irmandiña, una de las mayores revoluciones de la Europa de la época, que afectó al Bierzo como parte de la guerra civil desatada entre los partidarios de Enrique IV y los que apoyaban al príncipe Alfonso, tras la muerte del rey Juan II. El asalto a la fortaleza, que tendrá lugar el sábado a las 18 horas, será el punto álgido de las celebraciones.

En ese sentido, el presidente de Los Caballeros de Ulver, Gonzalo González, avanzó que las actividades tendrán su inicio el viernes, con el montaje de los escenarios en los que transcurrirá la acción, así como de las tiendas que formarán parte del campamento instalado en el interior de la fortaleza. Durante todo el fin de semana, los responsables del evento, acompañados por personas de otros colectivos como los Amigos de la Noche Templaria, impartirán talleres en los campamentos para que los visitantes conozcan mejor cómo era la vida de los habitantes del Castillo durante el siglo XV.

El sábado tendrá lugar la recreación del asalto al Castillo, en la que participarán grupos llegados de Asturias, Cantabria, Galicia, Madrid o Toledo. La batalla, que se desarrollará en dos tramos, a la puerta de entrada a la fortaleza y en las inmediaciones del Castillo Viejo, será el momento en el que se podrá ver desfilar las diferentes armaduras que forman parte del espectáculo. “Hay muchos castillos con una colección de armaduras, pero aquí estará en movimiento”, destacó González.

Al respecto, el objetivo de la actividad es “dar publicidad al Castillo”, con un montaje que aspira a convertirse tras esta primera edición en “núcleo de futuros eventos” que repercutan de manera positiva en el sector turístico de la ciudad, gracias a un episodio de la historia berciana que ha quedado “olvidado”.

La concejala de Cultura y Turismo de Ponferrada, María Antonia Gancedo, junto al presidente de la Asociación de recreación histórica Caballeros de Ulver, Gonzalo González.
La concejala de Cultura y Turismo de Ponferrada, María Antonia Gancedo, junto al presidente de la Asociación de recreación histórica Caballeros de Ulver, Gonzalo González. / César Sánchez

Ponferrada y las Revueltas Irmandiñas

Las Revueltas Irmandiñas fueron unas revoluciones populares originadas en Galicia y que llegaron al Bierzo tras la creación de la Santa Hermandad, con la que los representantes del pueblo y la burguesía combatieron los privilegios de la nobleza. El avance de las revueltas logró destruir los núcleos de poder de los nobles, echando a tierra hasta 140 castillos en Galicia.

En cuanto al Bierzo, el asedio de los irmandiños destruyó los castillos de Sarracín, en el municipio de Vega de Valcarce, el de Cornatel, en Priaranza del Bierzo, o el de Balboa. En el asedio a la fortaleza templaria de Ponferrada, se produjo la traición que supuso el principio del fin de la revuelta. Posteriormente, la capital berciana fue uno de los tres puntos desde los que partieron los ejércitos que sofocaron la revuelta y ejecutaron a sus impulsores en Santiago de Compostela.

Contenido Patrocinado

Fotos