LA BIBLIOTECA TEMPLARIA CRECE

El catedrático ponferradino Jesús Rodríguez dona 48 facsímiles, 16 libros y 20 láminas a Ponferrada para ampliar la colección del Castillo de los Templarios con Beatos, libros de horas y ejemplares de botánica

La alcaldesa de Ponferrada junto a la concejala de Cultura y el catedrático Jesús Rodríguez, durante la presentación de la donación de los libros./César Sánchez
La alcaldesa de Ponferrada junto a la concejala de Cultura y el catedrático Jesús Rodríguez, durante la presentación de la donación de los libros. / César Sánchez
CARMEN RAMOS Ponferrada

Convertir al Castillo de los Templarios en centro de estudios sobre la cultura medieval. Es el objetivo con el que la alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, presentó hoy la donación de 48 facsímiles, 16 libros y 20 láminas al Ayuntamiento realizada por el catedrático ponferradino de Geografía e Historia Jesús Rodríguez Blanco y su esposa María Rosa Núñez que permiten ampliar los fondos bibliográficos que alberga la fortaleza con Beatos, libros de horas y ejemplares vinculados a la botánica.

«Esta donación es una noticia de gran importancia y muy beneficiosa para la vida cultural de los ponferradinos, para nuestro castillo y para la actividad cultural de la ciudad», indicó Merayo, que destacó la necesidad de poner en valor una donación que «supone la cesión de la propiedad y es algo que agradecemos de corazón en nombre de todos los ponferradinos», subrayó.

El Ayuntamiento materializará la cesión en las próximas semanas una vez que la secretaria municipal lleve a cabo la redacción del documento de donación, según explicó la primera edil, que anunció que la nueva colección llevará el nombre del propio Jesús Rodríguez Blanco, «que aunque ha desarrollado toda su carrera docente en Cataluña sigue teniendo a Ponferrada y a su tierra en el corazón», resaltó.

El profesor Jesús Rodríguez asegura que tomó la decisión de ceder su colección por el emplazamiento, las instalaciones físicas «enormemente cuidadas» y por los equipos de gestión, todo ello con el fin de «evitar la dispersión y el abandono de los valiosos ejemplares», algunos ya fuera de catálogo. «Se trata de añadir fondos a una instsitución que ya funciona, reforzarla para que pueda cumplir mejor su papel», apuntó.

Ponferrada, referente cultural

La regidora municipal apuntó que su intención es que la ciudad se convierta en un referente cultural, de investigación y estudios medievalesn e insistió en que esta donación «va a suponer un impulso muy importante para esa ciudad dedicada al libro y a la cultura que queremos y que creemos que debe ser Ponferrada». En este sentido, agradeció las gestiones desarrolladas por la Concejalía de Cultura, que preside María Antonia Gancedo, porque «permiten ampliar los volúmenes que pueden ser objeto de estudio y de consulta».

Desde el Ayuntamiento aseguran que el objetivo es «dar un paso más en esa visión de Ponferrada» para que «los ponferradinos y bercianos podamos ver la cultura como algo nuestro y como una dinamización económica», insistió Gloria Fernández Merayo, dado que entiende que permitirá potenciar el Castillo de los Templarios como centro de estudios e investigación desarrollando más cursos de extensión universitaria y atrayendo a un mayor número de estudiosos a la Biblioteca Templaria y a Templum Libri.

«El castillo va a ser así no sólo un centro de atracción turística sino que también se a va a potenciar como centro de estudios alrededor de la cultura medieval y del libro», aseveró la primera edil que avanzó que la colaboración con el catedrático ponferradino se extenderá más allá de esta donación a la vida cultural de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos