La Avenida de La Puebla vuelve a la vida

La céntrica calle ponferradina vive un ambiente festivo durante toda la tarde gracias a una iniciativa que los comerciantes de la zona han puesto en marcha con el objetivo de revitalizar el comercio y devolver a la vida esta importante arteria

Imagen del festival organizado por los comerciantes de la Avenida de la Puebla./
Imagen del festival organizado por los comerciantes de la Avenida de la Puebla.
E.JIMÉNEZPonferrada

La Avenida de La Puebla Festival ha sido un rotundo éxito. Una de las principales arterias de Ponferrada, que en su día llegó a ser denominada la 'milla de oro' de la ciudad, ha vuelto a lucir el aspecto de años atrás cuando la gente llenaba las aceras y los comercios estaban en plena ebullición. Y es que la crisis ha afectado de forma importante a esta calle y hoy en día la mitad de los locales se encuentran cerrados, con carteles de 'se vende' o 'se alquila'.

De este modo, con el objetivo de revitalizar el comercio y de devolver a la vida la Avenida de La Puebla, más de una treintena de comerciantes se han unido y han puesto en marcha esta iniciativa que ha sacado a la calle a los ponferradinos a pesar del frío.

Escaparates decorados, actividades para los niños, un mercadillo, música en directo, degustación de vinos o chocolate con churros son algunas de las actividades que se han desarrollado. Además, el Ayuntamiento de Ponferrada ha atendido alguna de las reivindicaciones de vecinos y comerciantes y ha llevado a cabo una poda de los árboles y ha mejorado la iluminación.

Apoyando esta propuesta estaba la alcaldesa del municipio, Gloria Fernández Merayo, quien aseguró que «estamos ante una Avenida de la Puebla renacida, esto es lo que queremos para Ponferrada y demuestra que esta zona está muy viva y que vamos a volver a recuperar el pulso de esta arteria tan emblemática de la ciudad».

José Manuel Do Campo, uno de los comerciantes organizadores, se mostró muy satisfecho del resultado, «yo creo que nunca vi la calle tan llena», señaló y expresó el deseo de todos de que «la calle estuviera así todos los días, con mucha más gente de la que tiene habitualmente y así de bonita».

Debido al éxito de la iniciativa, los comerciantes ya piensan en otras propuestas para que la gente vuelva a llenar esta calle no solo un día, sino los 365 días del año.

Contenido Patrocinado

Fotos