Amnistía Internacional acerca a Ponferrada la realidad que sufre el pueblo rohingya

Amnistía Internacional acerca a Ponferrada la realidad que sufre el pueblo rohingya

La organización celebra junto a Médicos Sin Fronteras una mesa redonda en la Biblioteca Municipal para abordar la campaña violenta desarrollada por Myanmar contra los rohingyas que ha provocado que más de 600.000 personas hayan huido de su país

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El grupo de Amnistía Internacional en El Bierzo ha organizado para este jueves, a las 20.00 horas, junto a Médicos Sin Fronteras una mesa redonda en la Biblioteca Municipal de Ponferrada para conversar sobre la violenta situación que padece el pueblo rohingya en Myanmar. En ella participarán P. Javier González, como representante de Amnistía Internacional, y Margarita Tarilonte por parte de Médicos Sin Fronteras. Además, se proyectará el testimonio que el activista rohingya Tun Khin realizó durante su visita a Burgos el pasado 3 de marzo.

Tun Khin, activista de derechos humanos y presidente de la Organización Rohingya Birmana UK (BROUK, por sus siglas en inglés), visitó Castilla y León a principios de mes para dar cuenta de primera mano la situación de violencia que su pueblo está sufriendo especialmente acosado y maltratado por Myanmar desde agosto, después de que militantes rohingyas atacaran a las fuerzas de seguridad del norte de la provincia de Rakhine, provocando una respuesta desproporcionada por parte del ejército, que asesinó a cientos de rohingyas, además de utilizar todo tipo de violencia sexual contra las mujeres y las niñas.

Estas violaciones de derechos humanos han provocado que más de 600.000 rohingyas se hayan visto obligados a huir a Bangladesh, país vecino. Los abusos y crímenes contra los rohingya, así como contra otras comunidades musulmanas, son constantes y sistemáticos en esta zona, en donde viven segregados y con severas restricciones de sus derechos como la libertad de circulación, acceso a la educación, a la salud o a practicar su religión e, incluso, el derecho a la nacionalidad. Se cree que miles de personas, en su mayoría rohingyas, pueden estar atrapadas en las montañas de esta región, negándoseles ayuda básica al no permitir a ONG acceder a la zona.

Según las investigaciones de Amnistía Internacional, los ataques y abusos perpetrados por Myanmar contra los rohingyas constituyen graves violaciones de los derechos humanos y crímenes contra la humanidad, como pueden ser homicidios, deportación y desplazamiento forzado, tortura, violencia sexual, persecución basada en motivos étnicos o religiosos. Desde Amnistía Internacional hemos lanzado la campaña #RohingyaCrisis para acabar con esta limpieza étnica y se puede apoyar firmando online en www.actuaconamnistia.org/rohingyas

Contenido Patrocinado

Fotos