La alcaldesa confía en salvar en 2018 el «veto» de la oposición para aprobar los presupuestos municipales

Ayuntamiento de Ponferrada/C. -Ramos
Ayuntamiento de Ponferrada / C. -Ramos

Merayo lamenta la falta de propuestas concretas por parte de los partidos que permitan cerrar acuerdos

CARMEN RAMOS Ponferrada

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, confía en salvar el próximo año el «veto» de los partidos de la oposición a los presupuestos municipales. Todo ello después de que las cuentas de este año no pudieran llevarse ni siquiera a pleno al no contar con el respaldo suficiente por parte del resto de grupos que permitiera al PP, en minoría, sacarlos adelante.

«Me gustaría que no hubiera ese veto, vamos a ver si lo conseguimos», indicó Merayo, que avanzó que la negociación seguirá las «mismas bases» que en el presupuesto de 2017 con la única diferencia de que «se podrá disponer de una capacidad económica superior para poder hacer inversiones en obras e infraestructuras», indicó.

La regidora explicó que tanto la concejala de Hacienda, Amparo Vidal, como los servicios económicos trabajan ya en las cuentas del próximo ejercicio y que incluso negociando con los sindicatos para contemplar mejoras en cuanto a personal «porque estamos muy cortos y necesitamos ir a esa tasa de reposición sobre todo en servicios esenciales como bomberos o policía para dar un servicio a los ciudadanos», explicó.

Merayo lamenta que por parte de los partidos de la oposición no se hayan presentado propuestas concretas que permitieran cerrar acuerdos después de que se hayan cumplido «casi al 85%» las que en su día solicitó el PSOE. «Me encantaría que las plantearan», subrayó.

Contenido Patrocinado

Fotos