?>
Cultura y Ocio
REPORTAJE
Papá, quiero un tractor
Nace en Salamanca la primera tienda dedicada en exclusiva a juguetes rurales, para vender "experiencias y valores" asociados a la vida del campo
Un grupo de niños juegan con productos Rural Toys, juguetes relacionados con el campo y el mundo rural creados por emprendedores mirobrigeneses. (Foto: José Vicente)
Un grupo de niños juegan con productos Rural Toys, juguetes relacionados con el campo y el mundo rural creados por emprendedores mirobrigeneses. (Foto: José Vicente)
Y.R.T.
13/12/2014
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Porque no todos los niños quieren jugar con un coche de carreras o con una muñeca y sin embargo desean poder conducir un tractor o una excavadora, unos emprendedores de Ciudad Rodrigo (Salamanca) decidieron poner en marcha Rural Toys, la primera tienda dedicada en exclusiva a la venta de productos para niños relacionados con el campo y según explica uno de los promotores, Manuel Gómez, no solo venden juguetes, sino también las “experiencias” y “valores” que se encuentran en el campo. 

Gómez señala que son muchos los niños que demandaban este tipo de productos, bien porque se lo habían visto a sus padres, trabajadores del campo, agricultores o ganaderos, o simplemente porque sus gustos no son los convencionales y disfrutan con este tipo de actividades. Sin embargo, era difícil encontrar por ejemplo una excavadora en la que ellos mismos pudieran montarse, por ser algo muy específico, en una juguetería al uso.

De esa necesidad, relata que nace Rural Toys y en su caso, esas preferencias por juguetes rurales las experimentó en primera persona. Su familia toda la vida se dedicó a la venta de maquinaría agrícola y de pequeño su juguete preferido era un tractor como el que tenía su padre, pero adaptado a su edad. En ese caso, debía ser el único niño de la provincia que contara con un juguete similar, por la dificultad que había para conseguir uno, ya que éste se compró en el extranjero.

Esa felicidad que experimentó montado con su tractor, es ahora la que quiere llevar a esos niños y niñas que ya han soltado alguna vez la frase de “quiero un camión como el tuyo” o “me gustaría conducir una excavadora como tú, papá”.

El pasado lunes abrieron las puertas por primera vez y ya tienen también venta a través de la página web, con más de 300 referencias. En cuanto a los juguetes de los que disponen, relata que además de réplicas pequeñas de todo tipo de vehículos agrícolas, los niños encontrarán desde una motosierra para simular labores forestales, hasta rastrillos, azadas o cortacésped.

También, tienen la posibilidad de montar su granja e incluso, como novedad, están introduciendo el material necesario para que planten su propio huerto.

Manuel Jesús Gomez, fundador de Rural Toys. (Foto: José Vicente)

Las raíces de esta firma, añade, están en el mundo rural y es también el lugar donde vive el 21 por ciento de la población del país, por lo que se trata de un público objetivo real y nada desdeñable. Además, destaca que a través de estos juegos, se trasmiten valores como el del “esfuerzo”, la cultura de la “sostenibilidad” o la creatividad, al montar ellos mismos sus explotaciones.

Son valores tradicionales que durante un tiempo “quizá” quedaron en el olvido, pero que sin embargo, vuelven a estar de actualidad por un interés creciente en lo que tiene que ver con la “vuelta a las raíces”. Muchos de los hijos de padres que nacieron en pueblos, apenas conocen o ni siquiera han visto una vaca, como se ara la tierra o se ordeña una oveja y de este modo, tienen la posibilidad de realizar “un primer acercamiento” a una “aventura rural”, como la que vivieron antes que ellos sus padres. 

  Preparar para imprimir  Enviar por correo