Elbierzonoticias

Embutidos Pajariel, campeón de la Copa CyL

Embutidos Pajariel se proclamó campeón de la Copa CyL.
Embutidos Pajariel se proclamó campeón de la Copa CyL. / ENC
  • El conjunto del Bierzo Alto se proclama vencedor tras superar este domingo por 62-63 al Perfumerías Avenida

Hay días en que uno se levanta inspirado. Eso debió de pensar Fran García cuando amanecía en Salamanca, ciudad en la que Embutidos Pajariel Bembibre ha escrito, mención aparte del ascenso a Liga Femenina logrado en 2012 en Huelva, las páginas más importantes de su historia. Allí logró la histórica clasificación para los playoffs de la Liga Femenina en 2014, y allí volvió en este 2016 a fijar otro hito trascendental en la trayectoria de la entidad del Bierzo Alto.

Quedará para la historia este 18 de septiembre de 2016, fecha en que Embutidos Pajariel Bembibre venció por segunda vez en Würzburg, uno de los templos del baloncesto femenino del viejo continente. Esta vez, si cabe, con más mérito y más importancia, pues sirvió para lograr el primer título, la Copa Castilla y León, para el club berciano. Un título que supone la culminación a una trayectoria de más de dos décadas de crecimiento y que deja buenas sensaciones. Las deja, por ejemplo, Ariel Edwards, jugadora más valorada del campeonato (37 créditos en total), y las deja un equipo cuya cima está aún por descubrir.

La importancia de la victoria es mayor si se tiene en cuenta el rival, el todopoderoso Perfumerías Avenida, aspirante a ganar todos los títulos en nuestro país y con opciones de pelear por la Euroliga. Además, supone la confirmación de la solidez de un proyecto que, ahora bajo la dirección de Fran García, ha empezado a ilusionar desde el minuto 0. El final de temporada responderá a los merecimientos de cada equipo, pero la expectación que genera este grupo de chicas ahora mismo, cuando restan diez días para arrancar la quinta temporada de la entidad en la máxima categoría del baloncesto femenino, es inconmensurable.

No se puede medir porque hay equipo para soñar. Campeón de un torneo regional referente en nuestro país por dar cabida a tres de los equipos más importantes de la Liga Femenina. Con jugadoras implicadas y cuyo deseo de estar en Bembibre, como es el caso de Ariel Edwards, prueban la solidez del proyecto. Vencer jugando sin apenas descanso a Avenida y Zamarat debe servir para poner en valor la gesta de unas chicas que volverán a ser conocidas como ‘Las guerreras rojas’.

Porque, como había dicho Vega Gimeno en la previa, pelearon hasta la extenuación. Hicieron lo que mejor saben hacer: tirar de actitud y de valor cuando las cosas parecen ponerse negras. Un partido ganado desde el trabajo defensivo acompañado por destellos de virtuosismo en ataque. Como es habitual en la fase de preparación en que estamos, los encuentros acumulan pérdidas y fallos incomprensibles, y ahí fue donde Embutidos Pajariel se movió mejor. Quizá por ilusión, aplicó varios puntos más de intensidad y logró un triunfo que pudo ser más amplio. Resistió la embestida final de un equipo y una afición que, al grito de ¡Sí se puede!, empujó hasta el último suspiro. Pudieron más las rojillas, que se llevaron el justo premio tras un duelo que dominaron casi desde el inicio.

Un primer cuarto que invitaba a soñar

Dos faltas rápidas, en menos de dos minutos, de Svitlica obligaron a Fran García a darle descanso. Pese a que las salmantinas anotaron dos canastas consecutivas, no se descompusieron las del Bierzo Alto, que reaccionaron tras un triple de Banks que abrió un parcial de 0-7. El partido, en una deriva de pérdidas, se equilibró desde entonces, con una Edwards en plan líder por las bembibrenses -anotó 10 tantos en este periodo-. La segunda falta de Banks hizo que también se fuera al banquillo, pero su equipo, amparado en el acierto exterior, siguió plantando cara e incluso dominando. Una canasta de Edwards sobre la bocina puso el 19-23 con el que concluyeron los primeros 10 minutos.

Pese a sus buenos minutos en el inicio, García decidió dar descanso a Stanacev en el arranque del segundo acto, y las charras recuperaron una mínima ventaja. El retorno a pista de la serbia, que acabó con 10 tantos, coincidió con una jugada en la que Gimeno sumó tres tiros libres que repusieron la superioridad de las bercianas. Volvió a anotar la alero valenciana, esta vez con cierta fortuna, para reafirmar el dominio rojillo (25-28) y obligar al técnico local, Miguel Ángel Ortega, a pedir tiempo muerto mediado el segundo periodo. Estaban las de Fran García realizando muy buenos minutos, tanto en defensa como en ataque, y la ventaja llegó a aproximarse a la decena tras un triple de Gimeno (27-35, min 18). Dos tiros libres de Edwards cuando ya se había agotado el tiempo pusieron el 32-40 con el que las jugadoras se fueron a los vestuarios.

Apoteósico y sufrido final de encuentro

La reanudación no les sentó bien a las del Bierzo Alto, que se vieron superadas en los primeros compases. Un 2+1 de Elonu, que tuvo mucho protagonismo en estos minutos, culminó un parcial de 7-0 que comprimió el resultado y obligó a Fran García a reclamar la presencia de sus pupilas (39-40). Pese a que tardaron casi cuatro minutos en ver aro, en este caso gracias a Banks, se mantuvieron en ventaja con dos encestes cómodos de Gimeno. Superado el ecuador del tercer periodo, seguía en ventaja el cuadro bembibrense. Una canasta de Givens puso por encima a las azulonas, pero Monty repuso la exigua renta bembibrense, ampliada con una canasta liberada de Svitlica. Un enceste de Edwards puso el 49-54 con el que se alcanzaron los últimos diez minutos.

Llegó el tramo decisivo y apretaron Würzburg y sus chicas. Las bercianas, pese a no ver canasta con facilidad, resistieron y cuando se apretó el marcador (55-56) Fran García pidió un tiempo muerto. Anotó en suspensión Ariel para contener, al menos de momento, una dinámica que parecía llevar al cambio en el marcador. Volvió la actitud defensiva de los cuartos anteriores y volvió el acierto exterior gracias a un enceste desde el 6,75 de Stanacev que puso el 55-61 en el luminoso a tres minutos para el final. Una buena ayuda defensiva evitó la canasta de las locales, y Edwards volvió a anotar para culminar su gran actuación (20 puntos). Un triple de Milovanovic y una canasta de Marginean obligaron a García a pedir otro tiempo muerto con un minuto por jugarse y el 60-63 en el electrónico. Pese a los fallos de las rojillas en ataque, su defensa sólo permitió una canasta, nuevamente por mediación de Milovanovic, que dejó el resultado en 62-63.

PERFUMERÍAS AVENIDA, 62 (19+13+17+13): Adaora Elonu (12), Silvia Domínguez (5), Kristine Vitola (4), Chrissy Givens (12), Jelena Milovanovic (15) -cinco inicial-; Laura Quevedo (5), Laura Gil (1), Tijana Krivacevic (2) y Gabriela Marginean (6).

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE, 63 (23+17+14+9): Dragana Svitlica (2), Aleksandra Stanacev (10), Brianna Banks (5), Vega Gimeno (12), Ariel Edwards (20) –cinco inicial-; Monty (10), Itziar Germán (4) y Orla O’Reilly (-).

Árbitros: Carpallo y Sánchez.

Incidencias: En el descanso se homenajeó a las jugadoras que lograron el ascenso del club salmantino a la máxima categoría. Antes del partido se mostró una pancarta de apoyo a la lucha contra la violencia de género.