La capitana del Pajariel Bembibre se hace centenaria en la Liga DIA

Aleksandra Stanaćev./José Devesa
Aleksandra Stanaćev. / José Devesa

La base serbia disputará este domingo su partido número 100 frente a su ex equipo

N. DE LA MATABembibre

La jugadora del Embutidos Pajariel Bembibre Aleksandra Stanaćev cumplirá este domingo, en el encuentro que disputará su equipo frente al Cadí La Seu d’Urgell, 100 partidos en la Liga DIA –antes Liga Femenina–. Lo hará precisamente enfrentándose a la escuadra en la que militó antes de llegar al Bierzo Alto y después debutar en España en la temporada 2014-2015 con el Conquero Huelva Wagen. Pese a alcanzar tan señalada cifra de partidos en la máxima competición del baloncesto femenino español, la capitana del cuadro bembibrense sigue centrada en que su equipo siga compitiendo a gran nivel, como lo está haciendo durante toda esta temporada: «No pienso en el número; sigo sumando».

Habla Stanaćev demostrando lo a gusto que está en la villa del Boeza. Su carácter abierto y extrovertido ha hecho que la jugadora de Kikinda se haya ganado a una afición berciana y una villa, Bembibre, caracterizada esta última por ser un crisol de culturas y nacionalidades. Allí conviven españoles con europeos, asiáticos, americanos y africanos. La jugadora balcánica disfruta de su estancia allí. Asegura que «me siento muy querida. Su gente es muy cercana y en el Bembibre Arena anima mucho», subraya.

«El equipo es lo primero, se ve en la pista»

En su segunda temporada en las filas rojillas, la base serbia ha conseguido el objetivo con el que llegó al club del Bierzo Alto: mejorar como jugadora. Su reciente participación en la concentración del combinado serbio ratifica la progresión que ha tenido la directora de juego del conjunto bembibrense. Afirma que «me siento con mucha confianza. Me satisface que todas demos el 100% en los partidos. Algunas veces no es suficiente para ganar, pero siempre luchamos», asevera.

Cada vez con mejores números, su aportación tiene trascendencia también a nivel de vestuario. Como capitana, ayuda a sus compañeras a integrarse y trata de generar un buen ambiente en el grupo: «En el vestuario siempre lo pasamos bien, con música y buen humor. Es muy fácil unir a este grupo porque todas somos un equipo. Para nosotras, el equipo siempre es lo primero y eso se ve en la pista», sentencia.

De Belgrado a La Seu antes de llegar a Bembibre

Su juego, sin duda, ha crecido desde que dio sus primeros botes como jugadora en el Estrella Roja de su país. Sobre su etapa allí, la internacional serbia recuerda que «fue donde di el salto al baloncesto profesional. Fueron tres años bonitos, en los que aprendí mucho con la gente que me rodeó y en los que mejoré cada año. Siempre tendré cariño a ese gran club», enfatiza.

En la temporada 2014-2015 llegó a España. En su primer equipo, Conquero Huelva Wagen, vivió una experiencia totalmente nueva, ya que no había jugado fuera de su país. Aleksandra recuerda con cariño su paso por Andalucía, donde fue semifinalista de la Liga y subcampeona de la Copa de la Reina: «Fue un año duro, aunque bonito por lo que conseguimos».

En la temporada 2015-2016, pese a que estuvo a punto de recalar en el Embutidos Pajariel Bembibre durante el verano previo, llegó a La Seu d’Urgell. Su estancia en el conjunto catalán fue un nuevo paso en su evolución. Recuerda, de hecho, que «tenía más minutos y más confianza del entrenador. Teníamos un buen equipo y lo pasé muy bien con mis compañeras», comenta sobre su etapa previa a su llegada a la capital del Bierzo Alto.

Contenido Patrocinado

Fotos