Visedo: «El hospital no es una plataforma reivindicativa para ningún colectivo»

El gerente del Hospital del Bierzo, José Antonio Visedo. / César Sánchez

El gerente del primer centro sanitario invita a los encerrados a trasladar su protesta a la calle, niega presiones y dice que no se ha planteado el desalojo

CARMEN RAMOS Ponferrada

«El hospital no es una plataforma reivindicativa para ningún colectivo». Así de tajante se ha mostrado el gerente del primer centro sanitario de la comarca, José Antonio Visedo, tras las críticas lanzadas por la Asamblea de Usuarios por la Sanidad Pública en El Bierzo y Laciana hacia su actitud contra los miembros del colectivo que llevan dos semanas encerrados en el hall del centro.

Visedo rechaza la medida puesta en marcha por el colectivo en el interior del hospital y asegura que está dipuesto a recibirles siempre y cuando trasladen la protesta fuera del centro. «Yo no tengo ningún inconveniente en recibir a ellos o a cualquier asociación, persona o empresa, pero siempre y cuando cumplan unas normas mínimas de respeto a una institución sanitaria en este caso como es el Hospital del Bierzo», explicó.

«Mi despacho estaría abierto siempre que reivindicaran todas sus cuestiones fuera del hospital, porque no es una plataforma reivindicativa de ningún colectivo, ni de ninguna opción social o de esta naturaleza, el hospital es un centro sanitario donde se presta asistencia sanitaria a los pacientes no es un instrumento de reivindicación ni de sacar dinero a costa de los contribuyentes», subrayó.

En este sentido, el gerente del Hospital del Bierzo no duda en invitar, por ello, a los encerrados a llevar su protesta a la calle. «En el hospital no se reivindica nada, lo que se hace es prestar atención a los pacientes, pero no es un lugar revindicativo de determinadas cuestiones, sea lo que sea, ni para comer allí dentro, ni para dormir (...) nosotros no tenemos el hospital abierto a este tipo de asociaciones para prestarle servicio hotelero, por decirlo así», subrayó.

El responsable del primer centro sanitario de la comarca rechaza, además, las acusaciones de los encerrados sobre las denuncias de presión de la dirección del centro y entiende que son los miembros de la Asamblea de Usuarios por la Sanidad Pública los que están ejerciendo esa presión sobre los pacientes del hospital. «Yo no les presiono, son ellos que están ocupando un espacio donde lo normal es que hubiera sentados pacientes, familiares, usuarios que van a admisión o al servicio de atención al paciente, u otros», señaló el gerente del hospital.

En cuanto a la posibilidad del desalojo toda vez que este lunes se cumplieran ya quince días desde el inicio del encierro, Visedo asegura que es una decisión «que todavía no ha lugar».

Fotos