Los viñedos de la DO se 'salvan' del mildiu a pesar de la lluvia y apuntan a una cosecha con «muy buenas» expectativas

Viñedos de la DO Bierzo./César Sánchez
Viñedos de la DO Bierzo. / César Sánchez

Los técnicos del Consejo Regulador constatan el estado saneado de las viñas lo que podría recuperar los malos datos de las dos últimas campañas

CARMEN RAMOS Ponferrada

«Cero mildiu, el viñedo está sanísimo, sorprendentemente». La presidenta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo, Misericordia Bello, mostró hoy su satisfacción por el buen estado que presentan las viñas adscritas al sello de calidad de los vinos de la comarca, todo ello a pesar de las intensas lluvias y ahora la subida de las temperaturas que entiende que es «el caldo de cultivo ideal» para que hubieran podido surgir brotes.

«Ayer precisamente hicimos una batida y tuvimos contacto con muchos viticultores, fuimos por toda la comarca y es sorprendente porque con el tiempo que hemos tenido lo normal es que hubiera», explicó Bello, «a diferencia de todas las denominaciones de Castilla y León que tienen mildiu», subrayó.

Desde el Consejo Regulador reconocen que esta excelente situación de las plantaciones de la comarca es fruto de los tratamientos preventivos aplicados por los viticultores a las fincas. Confía en que el estado saneado del viñedo se mantenga a lo largo de los próximos meses acompañado por una buena climatología y unos tratamientos adecuados. «Cuando el tratamiento se da en el momento que tiene que darse no brota, ahora si no se trata y siguen las lluvias con el calor y masa de humedad sí», explicó la responsable de la DO.

Así las cosas, Misericordia Bello se muestra optimista y esperanzada en que en esta campaña la DO pueda superar los malos datos de las dos últimas campañas, la pasada afectada por la helada negra que arrasó buena parte de la cosecha de uva de calidad y la anterior en la que se redujo un 30% precisamente por el mildiu debido a que no se aplicaron a tiempo los tratamientos preventivos.

Desde la DO no se aventuran a dar datos de previsión de cosecha atendiendo a que todavía las plantaciones están iniciando el periodo de floración pero sí adelantan que las expectativas «son muy buenas». «El campo pinta fenomenal, sorprendentemente sano, pero con dos meses por delante y la climatología como es de caprichosa no se puede decir nada», concluyó Bello.

Contenido Patrocinado

Fotos