El valle de Balboa, un tesoro en el medio rural

El IEB pretende poner en valor este municipio berciano que tiene un gran patrimonio y mucha visión de futuro

Imagen de Balboa./César Sánchez
Imagen de Balboa. / César Sánchez
E.JIMÉNEZPonferrada

El Instituto de Estudios Bercianos ha celebrado este martes el segundo día de las IV Jornadas de Historia Local y Patrimonio, en esta ocasión dedicado al valle de Balboa. «Vamos a divulgar el valle de Balboa porque nos estamos dando cuenta que en el Bierzo la verdad es que los bercianos no nos movemos mucho y que Balboa la mayor parte de visitantes son de fuera, es poca gente la berciana la que se acerca una primavera o un otoño que es tan bello en el valle a conocer lo que tienen allí que es mucho», destacó la presidenta del IEB, Mar Palacio.

En ese sentido, el historiador José Ignacio González puso de relieve el patrimonio histórico que abarca desde la prehistoria, con el castillo como reclamo -aunque reconoce que es imprescindible su intervención para que no se derrumbe-, el patrimonio artístico, con la iglesia parroquial restaurada a principios de este siglo y cuya cabecera es de origen medieval, o el patrimonio vernáculo, con las conocidas y tradicionales pallozas. De hecho, asegura que no son para enseñarlas como grandes obras puesto que «las que se conservan, que son muchas, están cubiertas de chapas metálicas porque hoy en día es imposible mantener una palloza porque no hay centeno ni hay teito pero sería interesante que ese patrimonio se conservarse».

Es más, el historiador considera que sin palloza desaparecería el turismo en Balboa. Una palloza que fue el hito de salida y lo que marcó como diferente a este pueblo berciano, según explicó su ex alcalde, José Manuel Gutiérrez Monteserín, «con una cultura que estaba ahí y que estaba un poco olvidada y nosotros la pusimos de estandarte». Fue entonces cuando Balboa apostó por la ganadería y el turismo como fórmulas para luchar contra la despoblación «y es verdad que esto fue un éxito porque 40 años después siguen funcionando y estando muy vivos pero no ha sido suficiente para frenar la despoblación del medio rural».

Balboa pasó de tener unos 1.000 habitantes a los 350 actuales pero sigue apostando por el turismo «si queremos mantenernos vivos», explicó el actual alcalde, Juan José López. Para ello reconoce que tienen mejores medios que hace años, con mejores comunicaciones tanto en carreteras como en telefonía o internet. «Hace años no tendría posibilidad de mover cualquier evento pero hoy en día tienes las redes sociales, que al final llegan a cualquier parte del mundo, de hecho algunos festivales de los nuestros han vendido entradas en 50 países diferentes», añadió.

El actual alcalde de Balboa, Juan José López, junto a su antecesor, José Manuel Gutiérrez Monteserín.
El actual alcalde de Balboa, Juan José López, junto a su antecesor, José Manuel Gutiérrez Monteserín.

Por todo ello consideran que hay vida en el medio rural. Ejemplo de ello es la empresa familiar de Enrique Fernández, Castañas Ribada, dedicada a la transformación de castañas. Desde Balboa distribuyen producto fresco a toda España y también exportan a países europeos como Francia, Italia o Alemania. Además, utilizan una variedad de castañas autóctona del Bierzo, la de pared, para la transformación. «Hacemos harina de castañas y a partir de ahí 14 o 15 referencias de productos elaborados, como tarta, bizcocho, crema, magdalenas, cerveza, todo de forma tradicional y sin conservantes», explicó.

Contenido Patrocinado

Fotos