Upatrans pide que los desvíos obligatorios a la AP-71 sean compatibles con el uso de la N-120

AP-71./
AP-71.

El colectivo berciano traslada su malestar al director general de Transportes de la Junta en una reunión en la que han expuesto los problemas añadidos que supondrá esta medida para el sector

ELBIERZONOTICIASPonferrada

Upatrans Bierzo y León ha mantenido este viernes una reunión en Valladolid con el director general de Transportes de la Junta de Castilla y León, Ignacio Santos, con el fin de darle traslado del malestar del sector por la medida que se pretende adoptar relacionada con el traspaso de manera obligatoria a la AP-71 del tráfico de determinados vehículos que hoy circulan por la N-120.

Ignacio Santos manifestó su comprensión por el malestar de los transportistas y aseguró que, según las estadísticas de la DGT, de los siniestros en la N-120 «en ninguno de ellos el vehículo pesado ha sido responsable», aunque sí reconoció la situación de «saturación» que sufre dicho vial y el problema que causa a las diferentes travesías, sobre todo en el trayecto desde Hospital de Órbigo hacia León.

Por su parte, Upatrans Bierzo puso sobre la mesa los problemas añadidos que supondrá para el sector el desvío obligatorio hacia la AP-71, como por ejemplo, las escasas vías de servicio existentes, la pérdida de los puntos de repostaje de la N-120 o la inseguridad jurídica existente a la hora de determinar cuáles son los vehículos que pueden circular o no por la N-120.

Con todo ello, los transportistas bercianos y leoneses agrupados en Upatrans han solicitado que se busquen fórmulas que permitan hacer compatibles los desvíos obligatorios a la AP-71 con la posibilidad de seguir haciendo uso de determinados tramos de la N-120 donde se encuentran los puntos de aprovisionamiento, aparcamientos y servicios adecuados para poder descansar con seguridad.

El director general de Transporte recogió estas sugerencias y se comprometió a darles traslado para su estudio a las autoridades competentes, si bien advirtió, que sería el Ministerio de Fomento y la propia DGT quienes diseñarían la implementación efectiva de la medida.

Contenido Patrocinado

Fotos