Los trabajadores de Astur Leonesa paralizan la venta de carbón a la central de Compostilla hasta cobrar la nómina de diciembre

Mineros de Astur Leonesa en una protesta ante la central térmica de Compostilla. /César Sánchez
Mineros de Astur Leonesa en una protesta ante la central térmica de Compostilla. / César Sánchez

El presidente del comité de empresa advierte que «la situación está llegando a un punto de no retorno»

ICAL

Los trabajadores de la Compañía Minera Astur Leonesa mantendrán paralizada “de forma indefinida” la venta de carbón a la central térmica de Compostilla, situada en el municipio berciano de Cubillos del Sil, hasta que la administración concursal abone la mitad de la nómina de diciembre que aún les adeuda. “No podemos ceder”, aseguró el presidente del comité de empresa, Pablo Ménguez, que explicó que la extracción de mineral continúa, pero éste se mantiene paralizado en el parque de carbones del pozo asturiano de Cerredo.

Al respecto, Ménguez atribuyó esta situación al hecho de que los empleados son “la parte débil de esta película” y remarcó que el levantamiento de la protesta debe pasar por el pago de la mitad de la nómina correspondiente al mes de diciembre y al compromiso para el pago de la mensualidad de enero, que debería abonarse el próximo lunes. “No decimos que haya que cobrar el mismo lunes pero sí fijar un calendario de pagos”, explicó el representante de los trabajadores, que lamentó que los gestores de la compañía no se hayan puesto en contacto con los responsables sindicales.

Desde que el pasado mes de octubre, Astur Leonesa cerró el acuerdo de venta de carbón por seis meses a la central de Compostilla y se puso al corriente de los pagos a la plantilla, el actual es el mayor retraso en el cobro que han sufrido los trabajadores. “La situación está llegando a un punto de no retorno en el que se genera una deuda que luego es imposible cobrar”, advirtió el presidente del comité.

Contenido Patrocinado

Fotos