La totalidad de la plantilla de Uminsa se reincorpora al trabajo y recupera la actividad en todos los tajos

Los mineros de Uminsa vuelven a los tajos tras protagonizar dos meses de protestas ante la central de Compostilla en Cubillos del Sil./
Los mineros de Uminsa vuelven a los tajos tras protagonizar dos meses de protestas ante la central de Compostilla en Cubillos del Sil.

Los 160 mineros retoman de nuevo la actividad en los centros de producción de Castilla y León y Asturias

CARMEN RAMOS Ponferrada

La totalidad de la plantilla de Unión Minera del Norte (Uminsa) ha completado este lunes su reincorporación a los centros de trabajo de Asturias y Castilla y León lo que ha permitido recuperar la actividad en todos los tajos. De esta forma se adelanta en nueve días la vuelta de los mineros al trabajo respecto a la fecha fijada por la administración concursal para el 15 de noviembre.

«Prácticamente más del 90% se ha incorporado ya a sus puestos de trabajo tanto en Asturias como en Castilla y León», explicó el responsable autonómico de minería en el sindicato UGT y presidente del comité de empresa, Jorge Díaz. «Casi se puede decir que están trabajando ya con normalidad todos los trabajadores de Uminsa», subrayó.

Aunque estaba previsto que la incorporación de los trabajadores se realizara de forma progresiva hasta llegar este lunes al 80%, el buen estado de las explotaciones confirmado por la inspección llevada a cabo por los mecánicos y especialistas, que fueron los primeros en reincorporarse hace una semana para realizar las labores de mantenimiento y acondicionar las instalaciones, ha adelantado la incorporación de la totalidad de la plantilla.

Desde el comité de empresa valoran positivamente la vuelta a los tajos después de dos meses de movilizaciones y un casi un año sin trabajar. «Evidentemente es una noticia positiva y valoramos los esfuerzos de todas las partes», indicó Díez, que no dudó en resaltar de forma especial el esfuerzo de los trabajadores porque «en base a nuestras reivindiciones ha salido lo que queríamos, como mínimo un acuerdo vinculado a la finalización del Plan del Carbón y a la espera de a ver lo que pasa más allá de 2018».

La empresa inició el pasado día 27 de octubre el suministro de carbón a la central térmica de Compostilla, en Cubillos del Sil, tras la firma del contrato con Endesa que tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2018.

De esta forma, los 160 trabajadores de Uminsa vuelven al trabajo en los centros de trabajo de la Gran Corta de Fabero, en Salgueiro en Torre del Bierzo, en Tineo (Asturias) y en Palencia, después de las movilizaciones que ha protagonizado a lo largo de los últimos meses para exigir a la eléctrica un acuerdo de garantía de suministro a la central de Compostilla que permitiera mantener la actividad de las explotaciones y los puestos de trabajo.

Fotos