Teresa Ribera: «El carbón tiene poco futuro, pero me preocupa el de la gente de las cuencas»

Teresa Ribera./
Teresa Ribera.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, asegura que desde hace más de diez años se tenía que haber estado invirtiendo en «diversificación industrial»

LEONOTICIASLeón

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha asegurado este viernes que «el carbón tiene poco futuro», aunque a ella no le preocupa tanto si lo tiene o no como el de la gente que vive en comarcas cuyo futuro depende de un «monocultivo económico», como las minas o las centrales térmicas.

Ha sido el periodista Antonio García Ferreras quien le preguntaba a la ministra para la Transición Ecológica en La Sexta sobre el futuro de este mineral.

- «Yo soy de León, ¿tiene futuro el carbón?», le ha preguntado el periodista.

Y ante esta cuestión la respuesta no ha ofrecido grandes dudas.

- «Yo creo que (el carbón) tiene poco futuro, pero a mí no me preocupa tanto, me preocupa sobre todo qué futuro tiene la gente que vive en comarcas cuyo futuro depende de un monocultivo como pueden ser las minas o las centrales térmicas».

En el transcurso de la entrevista Ribera ha manifestado que hace más de diez años se tenía que haber estado invirtiendo en «diversificación industrial, económica y en alternativas que sean atractivas para la gente que vive allí, para los jóvenes, y no en desperdiciar dinero, en mantener situaciones que tienen poco futuro», según informa Efe.

La ministra ha finalizao afirmando asegurando desde el punto de vista del impacto para el conjunto del planeta, en términos de salud y del cambio climático es es muy difícil pensar que el carbón pueda tener futuro».

El sol y el viento

La titular de la cartera de Transición Energética apuesta por poner en marcha «alternativas atractivas a las comarcas con monocultivo, como pueden las minas o las centrales térmicas», aunque no detalló cuáles son sus propuestas.

En sus declaraciones a La Sexta, la ministra también avanzó que el Gobierno derogará el llamado impuesto al sol con el objetivo de impulsar el autoconsumo eléctrico –«nuestros recursos son el sol y el viento», dijo— y aunque no puso fecha para el cierre de las centrales nucleares sí defendió una «gestión ordenada» de ese apagó y recordó que estas instalaciones «están diseñadas para tener una vida útil de 40 años».

Contenido Patrocinado

Fotos