Los sindicatos reclaman «medidas alternativas» para asegurar la «viabilidad» del sistema público de pensiones

Marcha por las pensiones dignas procedente de Galicia en Ponferrada. / César Sánchez

La marcha por la dignidad llegada desde Galicia hace parada en Ponferrada para exigir al Gobierno la convocatoria de la mesa del Pacto de Toledo

D. ÁLVAREZPonferrada

El responsable estatal de la Unión de Jubilados y Pensionistas del sindicato UGT, Anatolio Diez, alertó hoy del “grave riesgo” que corre el sistema público de pensiones tras la reforma puesta en marcha en 2013 por el Partido Popular y reclamó al Gobierno la puesta en marcha de “medidas alternativas” para asegurar la “viabilidad y sostenibilidad” del sistema. Díez participó en la asamblea que los integrantes de la marcha por la dignidad llegada desde Galicia celebraron en la sede de UGT de Ponferrada.

En ese sentido, Díez aseguró que, dada la existencia de “puestos de trabajo precarios” con “cotizaciones insuficientes” al sistema, éste tendría que complementarse con otros mecanismos como un impuesto directo o una partida en los Presupuestos Generales del Estado. “Hay que buscar la sostenibilidad del sistema”, insistió.

En esa línea, instó al Gobierno a convocar la mesa de negociación del Pacto de Toledo y reclamó a todos los partidos políticos que “se pongan a trabajar de una vez por todas” para “blindar las pensiones del futuro”. “Lo que se necesita es un acuerdo global, al margen de quién esté gobernando, porque las pensiones y los pensionistas no pueden ser moneda de cambio”, aseguró.

En cuanto a los objetivos de las marchas por la dignidad de las pensiones, convocadas por UGT y CCOO en todo el territorio nacional, Díez destacó en primer lugar la derogación de la reforma de 2013. “Las pensiones tiene que incrementarse en relación al IPC”, recalcó. En ese sentido, el responsable sindical criticó que esa reforma condenó a los jubilados a la “marginalidad”. “Nos acercamos a marchas forzadas a una situación de pobreza”, recalcó Díez, que aseguró que casi cinco millones de pensionistas españoles no llegan a cobrar 670 euros al mes.

En la misma línea, apostó por derogar también el conocido como factor de sostenibilidad, que regula las pensiones del futuro. Según el responsable estatal de la materia en el sindicato, este cambio es “absolutamente necesario” ya que las pensiones del futuro podrían verse reducidas al 50 por ciento de la última mensualidad. Por último, los sindicatos reclamaron la recuperación del fondo de reserva y reprocharon al Gobierno que lo haya “dilapidado” en los últimos cuatro años, en los que el Ejecutivo central recurrió al fondo para obtener hasta 70.000 millones de euros.

Gran acto público en Madrid

Por su parte, el secretario general de UGT en Castilla y León, Faustino Temprano, insistió en la apuesta de los dos sindicatos mayoritarios por “un sistema público de pensiones con viabilidad y futuro”, para lo que reclamó que se pongan en marcha “las reformas que haya que hacer”. Temprano insistió en que la reforma de 2013 supuso una “pérdida de poder adquisitivo” para los pensionistas, que cifró en un 20 por ciento para los próximos 10 años.

En la misma línea, el secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de CCOO, Antonio Diez, recalcó el “peligro serio” que atraviesa el sistema de pensiones e hizo un llamamiento a la movilización de la población con el aviso de que “a partir de 2019 la pérdida de poder adquisitivo va a ser de más del 50 por ciento”. Al respecto, el responsable de CCOO lamentó la “poca participación” en las marchas por la dignidad. “Hay que continuar con la movilización mientras el Gobierno no ponga en marcha la mesa del Pacto de Toledo”, recalcó.

La marcha por la dignidad de las pensiones llegó ayer por la noche a Ponferrada y en la jornada de hoy partirá hacia la localidad zamorana de Benavente, donde se juntará con los pensionistas llegados esta semana a León, procedentes desde Asturias. Las marchas que atraviesan la Comunidad se reunirán en Valladolid, como paso previo al gran acto público que tienen previsto celebrar el próximo lunes en Madrid, donde se juntarán las cuatro marchas llegadas desde todos los puntos de la península.

Fotos