Los sindicatos exigen a Enel que garantice el futuro de Endesa

Imagen de la concentración de este miércoles en Madrid./UGT
Imagen de la concentración de este miércoles en Madrid. / UGT

Trabajadores y delegados sindicales de Endesa se concentran frente a la embajada de Italia en Madrid denunciar el «expolio que los accionistas de la multinacional italiana ENEL están llevando a cabo» con la eléctrica

ELBIERZONOTICIASMadrid

Trabajadores y delegados sindicales de Endesa, entre ellos de la central de Compostilla en Cubillos del Sil, se han concentrado hoy ante la Embajada de Italia en España para denunciar el «expolio» que la multinacional italiana Enel «está llevando a cabo con la eléctrica desde que la adquirieron». Tanto el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, como el secretario general de UGT FICA, que han asistido a la concentración, han criticado que desde que Enel se hizo con el control efectivo de Endesa ha sumido a la eléctrica española «en un proceso constante de desinversiones y externalización de actividades que está poniendo en riesgo el futuro de la empresa, además de destruir empleo estable».

Por ello, han reclamado al Gobierno que tome cartas en el asunto, aseguraron los representantes sindicales de UGT, CCOO y SIE antes de hacer entrega de un manifiesto al embajador italiano, además de exigir al gobierno de Italia «que cese en el expolio de Endesa» y haga entender a los accionistas italianos que «necesitamos interlocutores que entiendan la importancia de Endesa para nuestro país».

Pedro Hojas ha criticado además que la dirección italiana está llevando a los trabajadores de la eléctrica a una «situación de enfrentamiento» en la negociación del convenio colectivo porque «quieren eliminar derechos sociales que en España están consolidados y los trabajadores se han ganado a pulso» y que no se entiende «en una empresa que, como Endesa, está dando cuantiosos beneficios».

Por su parte, el secretario general de UGT FICA en Endesa, Manuel Jaramillo, ha recordado que «estamos en manos del Gobierno italiano porque los políticos españoles la vendieron en su día a los italianos», y ha exigido a los partidos políticos españoles que se comprometan en garantizar la continuidad de la compañía y el futuro de los puestos de trabajo. «No podemos soportar que nuestros políticos miren para otro lado mientras Enel expolia Endesa», indicó Jaramillo, que añadió que «todos los beneficios de la compañía, que asciende a más de 28.000 millones de euros, se los están repartiendo en dividendos que van a las arcas del estado italiano».

Jaramillo ha advertido que las movilizaciones van a continuar mientras la dirección siga jugando «con el futuro personal, laboral y familiar de todos los trabajadores y trabajadoras de la compañía».

Contenido Patrocinado

Fotos