Satse denuncia la «mala» planificación de la Dirección de Enfermería del Hospital del Bierzo

Hospital del Bierzo./
Hospital del Bierzo.

Asegura que las enfermeras han sufrido carteleras con más de 170 horas mensuales y continuos cambios de los que eran avisadas con apenas dos horas de antelación para incorporarse a trabajar

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

El Sindicato de Enfermería en Ponferrada denuncia la mala planificación de los recursos humanos que lleva a cabo la Dirección de Enfermería del Hospital del Bierzo «lo que provoca mucha tensión y estrés en el personal de enfermería en el desarrollo de su trabajo».

Satse afirma que pese a que se solucionaron algunos de los problemas que padecía la plantilla de enfermería del primer centro sanitario de la comarca y que el sindicato había denunciado, como la reducción de enfermeras en el turno de tarde, y que este verano se han realizado contratos de Enfermería por una duración de entre dos y cuatro meses, este personal de enfermería contratado «ha tenido que padecer una enorme falta de planificación de su trabajo.

La organización recuerda que ya advirtió de esta desorganización a la Dirección de Enfermería hace más de un mes y contaba con el compromiso de la misma para evitar que se repitiera. Según SATSE, estos profesionales contratados han padecido carteleras de más de 170 horas mensuales, «algo que supera con creces el número de horas que realiza de media un profesional de Enfermería», señalan.

Pero, además, la falta de personal suficiente y la mala planificación y la improvisación que lleva a cabo la Dirección de Enfermería ha llevado a cambios continuos de las carteleras de trabajo. «Se ha dado la circunstancia de que no se han respetado los descansos previamente establecidos y a algunas enfermeras se las ha cambiado el turno sin previo aviso o han recibido una llamada apenas dos horas antes para que se incorporaran a trabajar, cuando no les correspondía», explican. Por esta mala planificación también se ha producido descompensación en la dotación de enfermería entre las unidades de hospitalización, según denuncian.

Satse rechaza esta forma de proceder «fuera de toda planificación» por las consecuencias de presión que supone para el personal enfermero, «que se ve completamente imposibilitado para poder conciliar su vida laboral y familiar», además de «las consecuencias que esto tiene para la asistencia que se presta a los pacientes, que no puede ser igual de este modo que si el trabajo de los recursos humanos se planifica correctamente y sin improvisaciones».

A juicio del sindicato, esto, además, contradice las afirmaciones del consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, sobre que se cumplen los compromisos adquiridos para la mejora de este hospital, puesto que «colectivos vitales para la asistencia como el de enfermería no solo están sufriendo esta desorganización y condiciones precarias en su trabajo, sino que han tenido que ver reducido su número de trabajadores, al eliminarse dos puestos de enfermería en la plantilla orgánica del hospital».

Desde la organización exigen al consejero «no confunda a la opinión pública para enmascarar la gestión de recursos humanos y materiales que se está llevando a cabo en este centro hospitalario berciano porque la realidad está demostrando que las condiciones laborales de la enfermería siguen siendo precarias y la organización de su trabajo deja mucho que desear», concluyen.

Fotos