Sangre 'caboberciana' para la selección de Castilla y León

El portero Ivanilde Rodrígues (I) y el jugador de campo Rely Selson Cabral de Barros, de origen caboverdiano e integrantes de la selección Castilla y León UEFA./Rubén Cacho
El portero Ivanilde Rodrígues (I) y el jugador de campo Rely Selson Cabral de Barros, de origen caboverdiano e integrantes de la selección Castilla y León UEFA. / Rubén Cacho

Los padres de Ivanildo Rodrígues y Rely Cabral llegaron en los 70 y 80 a trabajar en la mina. Ahora forman la segunda generación de caboverdianos en El Bierzo y representan a la Comunidad en la Copa de las Regione

JUAN LÓPEZ

Ivanildo Rodrígues y Rely Cabral están hoy lejos de sus familias. A casi 3.000 kilómetros. Es una jornada especial para ellos; 5 de julio, Día de la Independencia de Cabo Verde. Se cumplen 42 años de la consecución de la autonomía de este país africano por parte de Portugal. 'Iva' y Rely no habían nacido, pero sus padres ya habían probado suerte en el país luso, haciendo un viaje que, en aquel momento, desconocían que sería sólo de ida. Una amplia generación de ciudadanos de este país se asentó en El Bierzo, previo paso por las minas lusas. Y precisamente el oro negro les llevó a trabajar al cielo abierto y al subterráneo.

Lo hizo en 1977 el padre de Rely, que como otros cientos, pasó por Laciana y, más tarde, construyó sus cimientos en Bembibre. En esta localidad residen ahora unos mil caboverdianos. “Nuestros padres vinieron porque aquí buscaban trabajo. Ahora, nuestros vecinos lo valoran y lo agradecen, porque lo dieron todo en un momento muy difícil y eran muy trabajadores”, rememora Rely, que junto a Ivanildo integra la expedición de 20 jugadores de la selección Castilla y León UEFA, que persigue estos días el sueño de ganar la Copa de las Regiones en Estambul.

No han tenido problema para integrarse en un equipo que acoge a cada uno de los jugadores nuevos que llega. Más si cabe cuando los 'cabobercianos', como se denomina cariñosamente a este colectivo, son gente “alegre”. “Nunca nadie podrá decir que algún caboverdiano es conflictivo en Bembibre. Somos muy tranquilos. Puede haber alguna excepción, pero como en todos los sitios”, sostiene Rodrígues, uno de los dos porteros del combinado arlequinado.

Ambos, ya habían vestido antes la camiseta del equipo regional. Rely incluso en las categorías inferiores. Este 5 de julio sus compañeros de selección les recordaron con un brindis que para ellos es importante que estén en Estambul acompañándolos, buscando reeditar el título logrado en 2009. Saben que en Bembibre esta fiesta se celebra por todo lo alto, pues ellos han presumido de ello. “Nos juntamos todos, caboverdianos y muchos del pueblo. Hay bailes tradiciones, comida, cena, salir de fiesta... Lo disfrutamos mucho y tenemos muchos recuerdos de cuando éramos guajes”, define el guardameta con una infinita sonrisa y una extensa carcajada. Incluso organizan un torneo de fútbol, no podría ser de otro deporte, con colectivos de compatriotas llegados de Torrevieja, Burela, Madrid...

Ambos tienen nacionalidad española y han nacido en León. En algún momento de su vida tuvieron que renunciar a la caboverdiana por asuntos burocráticos. “Pero nos sentimos de las diez islas”, apunta Rely, que sólo ha ido una vez, en 2012, por tres de 'Iva', la última cuando tenía 16 años. En ese viaje pudo conocer la tierra de sus padres: San Antonio e Isla de Fuego, que esconde un volcán activo y que cuando decide escupir lava es un fenómeno de la naturaleza. Tanto la madre como el padre de Ivanildo son también de San Antonio.

Cambio de aires

Rely, conocido como 'La perla', cambiará de aires este verano y dejará la Ponferradina -aunque ha estado cedido en el Zamora C.F.- por el C.D. Barco de Valdeorras. Le atraen motivos de estudio, pues continuará su carrera de Magisterio en Orense, en la Universidad de Vigo, “más cerca de Bembibre”. También lo hará Ivanildo Rodrígues, que deja su localidad natal por el C.D. La Virgen del Camino, donde compartirá plantel con Carlos Perona, otro de los integrantes de la selección regional, que ha renovado su compromiso con el equipo del alfoz de León. “Han apostado por mi muy fuerte”, comenta el portero.

Mientras los dos jóvenes 'cabobercianos' disfrutan de una experiencia única en la ciudad de las mil y una noches, sus padres y amigos conmemorarán el viernes y sábado esta efeméride, donde se acordarán, seguro, de ellos. “Nos sentimos españoles, pero también caboverdianos. Así nos han educado y es lo que nos sale”, insiste Rely. Los padres de ambos futbolistas, como de casi todos los que conforman esta segunda generación, se conocieron ya en El Bierzo. Y el mejor regalo que les podrán hacer para celebrar el 5 de julio será regresar a casa con la Copa de las Regiones. “Queremos ganar el título”, desean a la par.

Fotos