El IEB recuerda la figura del periodista Ignacio Linares

Las cinco hijas del periodista, junto a su mujer Yolanda Ordás (C), y la presidenta del IEB (D)./
Las cinco hijas del periodista, junto a su mujer Yolanda Ordás (C), y la presidenta del IEB (D).

Compañeros de profesión y familiares destacan la profesionalidad y cercanía de una persona que es parte de la historia del periodismo del Bierzo

E.JIMÉNEZPonferrada

El Instituto de Estudios Bercianos ha celebrado este martes el segundo día de las Jornadas de Historia Local y Patrimonio, en esta ocasión con el periodista Ignacio Linares como protagonista. La presidenta del organismo, Mar Palacio, destacó que «es un personaje que dejó un legado en la comarca que es parte de la historia del periodismo del Bierzo que además ha dejado ahí una saga, una escuela que sigue su ruta». A pesar de que Ignacio Linares falleció hace ya 12 años, el IEB ha querido recordar su figura porque «pasa el tiempo y muchas veces nos olvidamos de lo que las personas hacen, de lo que han significado y el camino que han dejado y todos recorremos».

En ese sentido, su hija y directora de Onda Bierzo, Sonia Linares, aseguró que su padre fue «un genio de la comunicación» y lo fue porque «hacía un periodismo que le gustaba, cercano, veraz, contrastado, de trinchera, del que busca, elabora, trata sus propias noticias, sus propias informaciones y lo hace con optimismo porque no hay más remedio aunque sean malas hay que contarlas y cuando haces lo que te gusta y lo haces con optimismo y con honestidad eso se transmite como mejor biblia o evangelio de comunicación».

Además, junto a Luis del Olmo y su mujer Yolanda Ordás fundaron Onda Bierzo pero juntos ya en el Instituto Gil y Carrasco, cuando a penas eran unos chavales, comenzaron a jugar a hacer radio. «En la hora del recreo la novedad era ir a la estación escuela a jugar a hacer radio, iba con Luis del Olmo, con mi madre, con otras personas de aquella época que también hicieron radio en su momento. Jugaban a la radio, era lo que practicaban y se dedicó a ello porque es lo que siempre conoció», explicó Sonia Linares.

En cuanto a su faceta más desconocida, su hija destacó que era «un gran escritor, un hombre culto que le gustaban las bellas artes, la música clásica, todo lo que estuviera en armonía, le gustaba ser un hombre bueno que si podía ayudar pues para ayudar estaba y él abría el micrófono a quien quisiera».

La jornada dedicada a Ignacio Linares también contó con la presencia de periodistas que llegaron a su lado de manera profesional pero que acabaron formando una gran amistad. Es el caso de José Luis Prusén, director del Diario de La Rioja y Logroño, quien destacó que llegó al Bierzo en el año 1985 y que descubrió esta tierra gracias a los ojos de Ignacio Linares. «A partir de ahí construimos una relación personal y profesional de la que yo me siento muy orgulloso y que guardaré para siempre muy dentro de mi corazón porque no solo me enseñó desde el punto de vista periodístico a descubrir esta profesión apasionante sino que también me ayudó a ser mejor persona y es que convivir con Ignacio era convertirse en mejor persona, además de avanzar en la carrera como periodista».

Por su parte, Florencio Carrera, director de esRadio Castilla y León puso de relieve que en el comienzo de su relación con Ignacio Linares hubo «competencia y rivalidad profesional» pero «siempre amistad porque Ignacio para mi representa lo mejor de esta profesión, un hombre todo terreno, polivalente, siempre enseñando a los que, como en mi caso, empezábamos».

Por último, la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Ponferrada, María Antonia Gancedo, señaló que en el patrimonio humano de la ciudad siempre estará presente Ignacio Linares, al igual que en el Museo de la Radio.

Fotos