IU reclama al Gobierno que asuma la gestión de Compostilla asegurando el empleo y el control de emisiones

Central térmica de Compostilla. /César Sánchez
Central térmica de Compostilla. / César Sánchez

Manifiesta su oposición al cierre de la térmica que da trabajo en El Bierzo a más de trescientas personas en empleo directo, indirecto y subcontratas

ELBIERZONOTICIAS Cubillos del Sil

Izquierda Unida Provincial de León reclamó hoy al Gobierno que asuma el mantenimiento de la central térmica de Compostilla en Cubillos del Sil asegurando el empleo y el control de las emisiones a fin de evitar su cierre en 2020. Una decisión contra la que han manifestado su oposición más contundente teniendo en cuenta que da trabajo a más de trescientas personas en empleo directo, indirecto y subcontratas.

Para IU la clave está en una gestión pública de la energía, donde no hay reparto de beneficios sino reinversión y reducción de costes económicos y sociales.

«Si la empresa, que ha obtenido ingentes beneficios, no pone los medios para evitar la emisión de agentes contaminantes y pretende cerrar la planta, las Administraciones Públicas deben ser responsables y nacionalizar este sector estratégico, tal como establece el artículo 128 de la Constitución, por interés general, y adecuarlo con los 200 millones necesarios para que pueda seguir funcionando bajo la directiva de Emisiones Industriales, que establece que ‘las térmicas deben reducir entre un 50 y un 60 por ciento las emisiones de azufre y de óxido de nitrógeno», explicaron.

Desde la formación de izquierdas consideran que la clave de la continuidad de la central está en «una gestión pública de la energía, donde no hay reparto de beneficios sino reinversión y reducción de costes económicos y sociales». Entienden que «solo desde la intervención pública, aplicando el mandato constitucional que establece que ‘mediante ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio, y así mismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general’ se podrá lograr que las fuentes de reservas estratégicas vuelvan a manos públicas y salvar una de las grandes fuentes de riqueza y empleo del Bierzo».

Privatización «escandalosa»

Izquierda Unida recuerda que Endesa, «que fue pública en su día y que se privatizó de forma escandalosa», pertenece ahora a una multinacional pública italiana, «y es en sí mismo lamentable que sea Italia quien adopte decisiones que afectan a un sector estratégico de la economía y la industria española, como es el sector energético».

Asimismo destacan como los dirigentes de Enel notificaron en su día que no hay planificadas inversiones ambientales ni de puesta al día de este complejo de producción de energía, que se abastece principalmente de carbón autóctono, al considerar que ese desembolso la haría inviable en las condiciones actuales. «Enel sólo está dispuesta a acometer inversiones para cumplir las normas europeas de reducción de las emisiones de gases de nitrógeno, en sus térmicas de As Pontes (Coruña), Litoral (Almería) y Alcudia (Baleares), que queman carbón de importación», indicaron. En consecuencia, «pretenden que Compostilla, la mayor térmica de Castilla y León, esté cerrada el 30 de junio de 2020, aunque Endesa está sondeando ya que se adelante a 2018», subrayaron.

Contenido Patrocinado

Fotos