Proyecto Hombre critica las «graves» desventajas sociales que sufren las mujeres marcadas por el estigma de la adicción

Proyecto Hombre critica las «graves» desventajas sociales que sufren las mujeres marcadas por el estigma de la adicción

La organización lamenta que la drogodependencia siga siendo una barrera para acceder a ciertos derechos sociales

ICALPonferrada

La organización de ayuda a la drogodependencia Proyecto Hombre del Bierzo y León recalcó hoy que “el problema de la adicción añade mayor vulnerabilidad al hecho de ser mujer” y criticó que las mujeres marcadas por este “estigma” deban enfrentarse a “graves desventajas sociales”. Al respecto, Proyecto Hombre lamentó que aún hoy la drogodependencia siga siendo una barrera para acceder a determinados derechos “incuestionables en otras situaciones”.

En ese sentido, la organización reprochó que la adicción pueda ser causa de exclusión en determinados recursos de atención a mujeres que sufren violencia de género. “Pareciera, a veces, que el problema de la adicción avalase el maltrato, las vejaciones, el abuso, la suspensión de sus derechos como madres, como trabajadoras y como personas”, criticó el presidente de la asociación, Jorge Juan Peña, que lamentó que la dependencia “sirva de excusa” para no otorgar a esas mujeres la atención de las que son merecedoras.

En la antesala de las celebraciones con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora mañana, Proyecto Hombre defendió el ejemplo de “valentía, lucha, honestidad y dignidad” de estas mujeres que “ exigen ser miradas con la misma consideración” que el resto. Al respecto, Peña lamentó las situaciones de “vergüenza y culpa” que experimentan estas mujeres al “no poder responder a lo que se espera de ella” como madre, como pareja o como hija.

En la misma línea, el presidente de la organización defendió el trabajo de las empleadas de Proyecto Hombre en su sede de Ponferrada “que eligieron dedicarse profesionalmente al cuidado de otras personas”. “Reciben el mismo salario que sus compañeros varones, ocupan puestos de responsabilidad, lideran proyectos, crean, deciden, cuestionan”, explicó Peña, que lamentó que estas trabajadores “tienen el privilegio de experimentar una realidad que, por desgracia, aún no es la común”.

Con nombre de mujer

Por otro lado, el presidente de la organización elogió el papel de las mujeres como “protagonistas y artífices indiscutibles” de la labor que lleva a cabo la institución. “Con Proyecto Hombre no hacemos referencia al género masculino, sino que se alude a la humanidad, a la atención humanitaria e igualitaria que desde siempre nos ha caracterizado”, explicó Peña, que reivindicó que “también somos nombre de mujer”.

En esa línea, la organización redobló su compromiso “con la igualdad de género y contra cualquier forma de exclusión” y apostó por “vencer barreras y estereotipos, reconocerse diferentes pero iguales y comprometerse en la construcción de nuevos modelos sociales donde las mujeres no tengan que pedir lo que desde siempre les corresponde”.

Contenido Patrocinado

Fotos