El proyecto comercial para el mercado de Fabero cuenta ya con el interés de tres emprendedores

Imagen del mercado municipal de Fabero. / Google

La alcaldesa del municipio está a la espera de que la Junta pueda aportar una pequeña ayuda para la adecuación del espacio, sino lo harán con recursos propios

E.JIMÉNEZ

El proyecto comercial planteado por el Ayuntamiento de Fabero para su mercado municipal ha despertado ya el interés de varios emprendedores. En concreto, «tenemos dos o tres personas interesadas en montar allí una tienda de ropa de niños y otra de calzado», explicó la alcaldesa, Mari Paz Martínez.

Fue en el mes de abril cuando el consistorio presentó a la Dirección General de Comercio de la Junta de Castilla y León el proyecto, que busca mejorar el mercado con puestos alternativos a los tradicionales -manteniendo los dos que ya están activos- y con el objetivo de fomentar el turismo de compras, sobre todo los fines de semana.

En estos meses, el equipo de gobierno ha aprobado una ordenanza reguladora, «que era una parte muy importante porque sino no podíamos hacer nada» y ya ha recibido el interés de varios proyectos emprendedores, por lo que ahora, lo más urgente sería el acondicionamiento del espacio, para lo que van a solicitar la colaboración de la Junta.

Dicha colaboración se traduce en la aportación de una «pequeña subvención» -en el proyecto presentado en abril se hablaba de un importe de entre 60.000 y 70.000 euros- para realizar mejoras en el mercado. «Cuando fuimos a Valladolid habíamos presentado un presupuesto en torno a 60.000 o 70.000 euros porque queríamos cambiar la puerta de fuera, hacerla acristalada, poner algún escaparate, hacer alguna ventana abierta. No era una gran inversión porque lo otro es unir tabiques», indicó la regidora faberense.

Ante la falta de presupuestos autonómicos en ese momento, Mari Paz Martínez espera ponerse en contacto esta semana con la directora general de Comercio «para ver si me pueden dar alguna solución», aunque tiene claro que si la Junta no puede aportar esa ayuda monetaria «lo haremos con nuestros propios medios, con las subvenciones que recibamos para contratar trabajadores. Sería intentar hacer lo más justito con nuestros propios trabajadores e intentar darle un pequeño toque», apostilló.

Un mercado que busca su modernización

El proyecto del mercado busca incluir, además de los dos puestos que ya están en funcionamiento en estos momentos -una carnicería y una pescadería-, una zona alternativa de ocio, tiendas de ropa y complementos, artesanía, un gastrobar y puestos con productos de la tierra.

Todo ello con el fin de fomentar otro tipo de turismo además del patrimonial, el de compras.

Fotos