Principio de acuerdo en el convenio del transporte interurbano tras más de dos años de negociación

Imagen de la concentración de esta mañana en la Estación de Autobuses de Ponferrada./Carmen Ramos
Imagen de la concentración de esta mañana en la Estación de Autobuses de Ponferrada. / Carmen Ramos

La parte sindical logra que la patronal excluya del convenio la cláusula de subrogación del transporte escolar, principal reivindicación de los trabajadores del sector

E.JIMÉNEZPonferrada

Sindicatos y patronal han llegado a un principio de acuerdo en el convenio del sector del transporte interurbano que llevaba ya dos años y medio de negociación enquistada. Un principio de acuerdo que evitará la huelga anunciada esta mañana en la concentración protagonizada por trabajadores en la Estación de Autobuses de Ponferrada y que iba a tener lugar los fines de semana del mes de junio.

Pero finalmente, después de tres horas de negociación la patronal ha accedido a no incluir la cláusula de subrogación del transporte escolar, que era la principal reivindicación de los trabajadores, según explicó Santos Jiménez, secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO en León. Además, se ha acordado una subida salarial del 2,25% para los años 2018 y 2019 y también un aumento de las dietas de comida y cena, que serán de 13 euros en 2018 y 14 en 2019, entre otras ya pactadas con anterioridad.

Jiménez está convencido de que la concentración en la capital berciana ha sido fundamental para la patronal recapacitara. «Eran conocedores de la concentración, de nuestra postura de que no íbamos a negociar un convenio con esa cláusula de subrogación. Todo eso les habrá hecho recapacitar y más cuando la convocatoria de huelga ya estaba, los escritos ya estaban confeccionados y era solo cuestión de registro», apuntó el secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO.

En cuanto a una ratificación por parte de los trabajadores a este principio de acuerdo, Santos Jiménez no lo ve necesario porque «hemos hecho tantas asambleas, sobre todo en el Bierzo, que sabíamos con el mandato que íbamos a la mesa del Serla, no hay cláusula de subrogación y después lo que se pudiera conseguir». En ese sentido, explicó que los trabajadores les han dado la suficiente confianza y libertad para negociar la subida salarial, aunque sí que aseguró que les explicarán los puntos del acuerdo.

Cabe recordar que el convenio colectivo afecta a unos 400 operarios en la provincia de León-más de un centenar en el Bierzo- pertenecientes a una treintena de pequeñas y medianas empresas.

Contenido Patrocinado

Fotos