La presidenta de la Asociación de Restaurantes del Bierzo pide una orden de alejamiento contra el propietario del Jardín de Vikera

Imagen de las pintadas en el domicilio de la presidenta.
Imagen de las pintadas en el domicilio de la presidenta. / Radio Bierzo

El investigado, que se encuentra en libertad con cargos, realizó pintadas amenazantes en el rellano del domicilio de Ángela Figuero

ELBIERZONOTICIASPonferrada

La presidenta de la Asociación de Restaurantes del Bierzo, Ángela Figuero, ha solicitado una orden de alejamiento contra R.P.B.,propietario del Centro de Turismo Rural 'El Jardín de Vikera', después de ser víctima de amenazas, injurias y daños en su propio domicilio.

El investigado realizó unas pintadas amenazantes en el rellano del domicilio de Ángela Figuero, según explica en un comunicado la asociación, siendo identificado por dos personas en el domicilio. Posteriormente, relata el colectivo, se presentó en el hotel en el que trabaja la presidenta, identificándose falsamente como un policía, «para a continuación volver al domicilio de la denunciante a realizar nuevas pintadas tras forzar la puerta de entrada al edificio».

Dada la gravedad de los hechos, la Policía Nacional procedió a su detención, pasando a disposición judicial. El juzgado número 2 de Ponferrada, tras tomarle declaración, procedió a dejarlo en libertad con cargos. Por ello, Ángela Figuero ha solicitado una orden de alejamiento estando en este momento pendiente de concesión.

Contencioso con el Ayuntamiento de Ponferrada

El denunciado mantiene un procedimiento contencioso con el Ayuntamiento de Ponferrada, al que se ha adherido la Asociación de Restaurantes del Bierzo, en el que se le ordena el cierre de su establecimiento al carecer de licencia municipal de apertura para la realización de eventos y banquetes, todo ello por estar calificado el suelo donde se ubica como rústico y no permitir la legislación vigente su autorización.

Este procedimiento contencioso ha llegado a su tramo final sentenciando el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León la clausura y precinto de estas instalaciones, lo que ya ha sido ejecutado por la Policía Municipal de la capital berciana, pero a pesar de la responsabilidad penal que ello supone, el colectivo asegura que «ha sido vulnerada en múltiples ocasiones».

En ese sentido, la Asociación de Restaurantes del Bierzo denuncia que el Jardín de Vikera lleva más de diez años ejerciendo esta actividad «sin licencia y sin que ninguno de nuestros actuales asociados efectuara denuncia alguna a pesar de ser de dominio público que no tenía licencia y de la competencia desleal que ello supone».«Solo al solicitar ellos mismos el pasado año la licencia de apertura para esta actividad y resultar denegada por el Ayuntamiento de Ponferrada, esta asociación se sumó como parte interesada al procedimiento contencioso administrativo. Por lo que no cabe hablar de conflicto de intereses entre unos y otros como suele argumentar el denunciado», apuntan.

Por todo ello, la asociación lamenta que«un asunto tan desagradable como este, que debería haber sido resuelto en vía administrativa y/o judicial, se haya dilatado y salpicado a profesionales particulares como es el caso de nuestra presidenta», concluyen.

Fotos