El pleno del Consejo aprueba un nuevo convenio colectivo para su personal después de 16 años

Imagen del pleno celebrado este jueves.

La institución comarcal pedirá al Ministerio de Fomento el arreglo integral de la N-536 y aprueba una propuesta del PP para mostrar su rechazo a la convocatoria y celebración de un referéndum secesionista en Cataluña

E.JIMÉNEZPonferrada

El pleno del Consejo Comarcal del Bierzo ha aprobado, con 14 votos a favor y 11 abstenciones, el nuevo convenio colectivo para el personal laboral de la institución comarcal después de 16 años, puesto que el que estaba vigente databa del año 2001. La oposición en bloque criticó al equipo de gobierno por no incluirlos en la negociación del mismo ya que, a su juicio, podrían aportar «buenas propuestas».

Miguel Ángel Fernández, de Ponferrada en Común (PeC), consideró que es «una práctica habitual» del gobierno comarcal no tener en cuenta al resto de grupos y les rogó «que en todos los aspectos tenga en cuenta la opinión de todos los representantes de la oposición». En la misma línea se expresaron el resto de portavoces. Rosa Luna, de Ciudadanos (Cs), aseguró que «nos hubiera gustado ser informados y participar en temas tan serios como este», Samuel Folgueral, representante de USE Bierzo, señaló que «nos da la sensación de que estamos aquí de forma testimonial y en algún momento tendrán que escuchar a la oposición. No tengan miedo», y el portavoz del PP, Adolfo Canedo, argumentó la abstención de su grupo en la no participación en la negociación.

Por parte del equipo de gobierno, el portavoz de Coalición por El Bierzo (CB), Iván Alonso, explicó que en 16 años «no ha habido este tipo de reformas y nos han hecho una serie de propuestas que son una ventaja importante para nuestros trabajadores». En ese sentido, los empleados del Consejo podrán utilizar los días de libre disposición y las vacaciones en una bolsa de horas para repartirlas y poder conciliar la vida familiar y laboral o los trabajadores con hijos menores de 14 años o personas con discapacidad tendrán prioridad en el turno de vacaciones, entre otras mejoras.

La sesión también dio luz verde a la aprobación de la cuenta general de 2016 y en este punto los grupos de la oposición volvieron a reprochar al gobierno comarcal que no los hayan tenido en cuenta a la hora de elaborar el presupuesto de ese ejercicio, por lo que su voto fue la abstención.

Arreglo de la N-536

Donde sí hubo unanimidad fue en la propuesta para solicitar al Ministerio de Fomento la reparación integral de la N-536 para hacerla más amplia y segura, ya que según explicó el portavoz de CB, Iván Alonso, «es incomprensible que en algunos tramos tengamos hasta 15 curvas y es una carretera muy transitada por camiones de las zonas pizarreras».

De forma similar se aprobó por unanimidad pedir el arreglo de la LE-142, que une Astorga y Molinaseca, tras una moción presentada por Ciudadanos. Su portavoz, Rosa Luna, indicó que este vial «ha tenido múltiples promesas de arreglo y nunca se han materializado».

También se dio luz verde a la realización de un estudio de revisión de los canales romanos de Las Médulas y la ampliación de la protección de los mismos. En esta propuesta, el grupo pide su declaración BIC y que la Unesco los incluya como Patrimonio de la Humanidad.

Por el contrario, los votos de PSOE y CB y la abstención de USE lograron rechazar una moción que solicitaba al Tribunal de Cuentas una auditoría sobre la gestión y destino de los fondos mineros.

Por último, el pleno del Consejo aprobó una propuesta del PP para mostrar su rechazo a la convocatoria y celebración de un referéndum secesionista en Cataluña -solo PeC votó en contra- y se dio luz verde a las alegaciones al proyecto de Real Decreto por el que se regula el procedimiento de cierre de las centrales térmicas.

Fotos