La plantilla de Masa Galicia achaca a una «enemistad personal» la falta de solución a su conflicto

Imagen de archivo de una de las concentraciones a las puertas de la central de Anllares./
Imagen de archivo de una de las concentraciones a las puertas de la central de Anllares.

Los delegados de personal de la contrata piden a Gas Natural que sea «consecuente» con sus compromisos y que haga todo lo necesario para mantener el empleo

ELBIERZONOTICIASPáramo del Sil

Los delegados de personal de la contrata Masa Galicia, encargada del mantenimiento en la central de Anllares, han protagonizado una nueva concentración a las puertas de la térmica para exigir una solución a su conflicto laboral. De este modo, Luis Santos, de USO, y José Crespo, de CCOO, consideran que esa falta de avance es «responsabilidad de dos directivos de Gas Natural en Madrid y de algún alto responsable del Comité de dicha empresa en la central de Anllares».

En ese sentido, creen que es un tema de «enemistad personal», como ya habían denunciado con anterioridad cuando «en el año 1997 nos despidieron y nos dijeron que nunca más volveríamos a trabajar aquí». Volvieron al trabajo mediante mandato judicial.

Posteriormente, aseguran que en el año 2015 «boicotearon un ERE para intentar despedir a tres trabajadores de la limpieza industrial cuando ya habían despedido a nueve empleados de mantenimiento y carboneo, aunque afortunadamente en ambos casos les salió mal».

Ahora se encuentran, según los delegados sindicales, «ante el tercer intento», con Gas Natural «incumpliendo su propio compromiso en cuanto a responsabilidad social corporativa» con los trabajadores de Masa Galicia. Un compromiso aprobado por su Consejo de Administración el 18 de septiembre de 2015.

Con todo ello hacen un llamamiento al presidente de la eléctrica para preguntarle si es conocedor de estos hechos, «y si es conocedor, si los comparte» y piden que Gas Natural sea consecuente con sus compromisos, haciendo todo lo necesario para mantener la empleabilidad de la contrata y si no es posible, «en ayudar en lo necesario para encontrar una salida justa y digna para los trabajadores afectados».

Contenido Patrocinado

Fotos