El plan para la depuración de agua en Las Médulas arrancará con la construcción de las dos primeras depuradoras en Borrenes

Las Médulas./
Las Médulas.

En total se construirán 21 instalaciones para las aguas residuales en Carucedo, Borrenes y Puente de Domingo Flórez

D. ÁLVAREZCarucedo

El plan para la depuración de las aguas residuales en los tres municipios bercianos que forman parte del área de influencia de Las Médulas -Borrenes, Carucedo y Puente de Domingo Flórez- arrancará en este 2018 con la construcción de las dos primeras estaciones depuradoras (Edar) en las localidades de Orellán y Borrenes, según confirmó a Ical el alcalde del municipio, Eduardo Prada. La edición de hoy del Boletín Oficial de la Provincia (BOP) recoge la solicitud de autorización a la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil por parte del Ayuntamiento para construir estas dos instalaciones.

Al respecto, la primera de las Edar se construirá en la margen izquierda de un afluente del arroyo de Isorga, en las proximidades de Orellán, y se encargará de depurar las aguas procedentes de dicha localidad. Las obras previstas también incluyen la construcción de un colector que conduzca las aguas residuales hasta su punto de vertido. La otra obra se llevará a cabo en el núcleo de Borrenes, en la margen derecha del arroyo de Los Álamos.

En ese sentido, Prada recordó que la iniciativa pública para la depuración de agua en la zona llevaba aparcada desde hacía varios años y celebró que en 2017 se publicase finalmente su proyecto de ejecución. “Llevamos muchos años con eso, parece que ahora va más en serio”, valoró el regidor, que lamentó los “múltiples retrasos” que han afectado al saneamiento de este espacio reconocido con el marchamo de Patrimonio de la Humanidad.

“Teníamos una gran deficiencia, con depuradoras antiguas de bloques de hormigón”, lamentó Prada, que recordó que el proyecto consta de la construcción de 21 nuevas depuradoras en los tres municipios, gracias a una partida de tres millones de euros que aportará la Junta. Por su parte, el mantenimiento de las instalaciones se llevará a cabo de manera conjunta entre los ayuntamientos, la Diputación de León y el Gobierno autonómico.

El problema del abastecimiento

El alcalde de Borrenes valoró que, con esta medida, se encamina la solución al grave problema existente en la zona con el saneamiento de las aguas residuales aunque recalcó que el área de influencia de Las Médulas, especialmente Borrenes y Carucedo, sufre de otro problema relacionado con el abastecimiento de agua. “Tenemos una deficiencia en los meses de verano y es muy frustrante, porque cuando máas se consume, es cuando menos agua hay”, explicó Prada.

En ese sentido, aseguró que ya se han planteado “diversas peticiones a la Junta” para solucionar un problema que causa “vergüenza” cuando afecta a los turistas y que “preocupa especialmente” en lo relativo a los vecinos. “Lo más importante para la zona es tener los servicios básicos cubiertos”, recalcó el regidor.

Al respecto, Prada avanzó que los dos municipios afectados ya han solicitado reunirse con el presidente de la Mancomunidad del Agua del Bierzo y alcalde de Arganza, Luis Manuel González, para plantear al organismo un proyecto en el que la mancomunidad se encargaría de proporcionar agua a la zona gracias a un “enganche en alta” que pasaría por el alto de San Juan de Paluezas.

Los técnicos de la mancomunidad, que se encarga del abastecimiento de agua en los municipios de Arganza, Cacabelos, Cabañas Raras, Camponaraya, Carracedelo, Cubillos del Sil y Sancedo, serian los encargados de valorar la adecuación de la idea. “A lo mejor era una solución”, opinó Prada, que recalcó que “hay que empezar a trabajar ya porque si esa idea se lleva a cabo necesita de una infraestructura y de una financiación”.

Contenido Patrocinado

Fotos