Paralizado el derribo de una vivienda en San Miguel de las Dueñas

Imagen de la vivienda./
Imagen de la vivienda.

Los propietarios no entienden el empeño del alcalde en ejecutar la orden de derribo, teniendo en cuenta que la pasada semana se celebró un pleno extraordinario en el que siete de los nueve ediles pidieron la paralización

E.JIMÉNEZCongosto

Este mismo lunes se ha suspendido de forma temporal el derribo de una vivienda unifamiliar en San Miguel de las Dueñas, en el término municipal de Congosto. La maquinaria de la empresa contratada por el Ayuntamiento se presentó en el lugar, al igual que una dotación de la Guardia Civil, pero no procedieron a la demolición. La familia entiende que porque estaban ellos en el interior, junto con miembros de la PAH Bierzo y amigos y familiares. «Creemos que al final sí ha sido por eso pero las máquinas ni siquiera han hecho el ademán de subir aquí. Se han quedado en la carretera, yo no las he visto. Ha sido todo muy rápido, 10 o 15 minutos, por eso no entendemos nada», aseguró Rosana Balboa, propietaria de la vivienda.

Balboa reconoció que en el momento de la construcción, en el año 2004, no se hizo de forma legal porque se encontraba en una zona de suelo rústico, pero un cambio en la normativa en 2016 les permitía iniciar el proceso para su legalización, algo que hicieron. Pero desde entonces todo han sido trabas desde el Consistorio de Congosto, según la propietaria, porque «están denunciados» por un presunto caso de prevaricación y cohecho. «Cuando empecé los trámites para legalizar la vivienda me pidieron dinero y como no accedí, todos los trámites eternos», mientras que todo el proceso para la demolición «muy rápido», aseguró.

Lo que pide Rosana Balboa es tiempo para poder terminar de legalizar su casa, «y que el Ayuntamiento no me lo impida», puesto que en la actualidad todavía tiene pendiente una resolución del Tribunal Superior de Justicia y dos contenciosos, uno por el uso del suelo y otro por la licencia, que no se la dan a pesar de que considera que «la normativa dice que si en dos meses no te la dan la tienes concedida por silencio si cumple todos los requisitos y los cumple porque hice un proyecto de legalización nuevo y cumplía todo, pero no me dan la licencia que es lo que yo necesito para acabar con los temas judiciales».

La propietaria tampoco entiende el empeño del actual alcalde, Rafael Insunza, de llevar a cabo la ejecución cuando en el pleno extraordinario celebrado el pasado miércoles siete de los nueve ediles de la Corporación pidieron esa paralización. «El alcalde nada más entrar ha ido a pedir la ejecución y el que la tiene que parar es él, no preguntar al juez si la para o no, es decirle esto se va a parar hasta que se resuelva todo porque lo hemos decidido en pleno, pero no quieren», lamentó Rosana Balboa.

Contenido Patrocinado

Fotos