Elbierzonoticias

La Junta confirma tres nuevos focos de avispilla del castaño en el municipio de Trabadelo

Soto de castaños en el Bierzo.
Soto de castaños en el Bierzo.
  • Se suman a los ya localizados en Vega de Valcarce, Oencia y Balboa / El Gobierno autonómico considera fundamental la detección precoz para ralentizar su avance

La Junta de Castilla y León ha confirmado este miércoles la aparición de tres nuevos focos de avispilla del castaño en el término municipal de Trabadelo, en concreto en Trabadelo, Portela de Trabadelo y San Fiz do Seo, que se vienen a sumar a los ocho detectados en Vega de Valcarce, a los tres de Balboa y a los dos de Oencia.

Además, se sospecha que podría estar presente en el municipio de Barjas, aunque de momento no se han encontrado larvas que lo confirmen. «Estamos peinando la zona pero nos resulta raro que esté en Oencia y en Vega de Valcarce y no en Barjas y estamos todos los días los agentes medioambientales viendo castañares y tomando muestras», aseguró Anastasio Cabreros, ingeniero de la sección de Protección a la Naturaleza de la Junta.

El Gobierno autonómico trabaja con el Ministerio de Agricultura y con otras comunidades para conseguir luz verde a la suelta masiva del Torymus para combatir la avispilla, una vez que se finalicen las investigaciones oportunas, algo que podría tener lugar en el año 2018, aunque no en Castilla y León. «Aquí se retrasaría un poco más, no podemos hacerlo ahora porque no tenemos una afección lo suficientemente importante como para que resultara con éxito, habrá que empezar por zonas como Andalucía, Galicia, Asturias, donde llevan muchos más años y sus grados de afección son infinitamente mayores que los nuestros», indicó Cabreros.

Por ello considera que lo mejor en estos momentos es una detección precoz para ralentizar el avance, cortando y quemando brotes, yemas o ramillas en los que se vea la presencia de larvas. «Lo fundamental es ganar tiempo, que avance los más lentamente posible y si conseguimos que no avance mejor, pero es muy difícil», apostilló el técnico de la Junta.

Es más, Anastasio Cabreros cree que cortar y quemar los brotes no es una medida que vaya a sustituir la suelta de Torymus. En la actualidad, al ser todavía muy incipiente, podría ser factible, pero «cuando sea más intenso el ataque va a ser imposible este método, que es para ralentizar el avance de la avispilla y ganar tiempo para que se pueda aprobar ese Plan Nacional de Control, Contención y Erradicación de la avispilla», concluyó.

Jornada sobre la avispilla en el Campus

El técnico de la Junta participó en una jornada informativa organizada por la Universidad de León, donde se ha presentado el proyecto a nivel nacional 'Bidadryo', en el que intervienen profesores de la ULE, que busca conocer mejor cómo se dispersa la plaga.

De hecho, el proyecto se centra sobre todo en Galicia, aunque Fernando Castedo, profesor de la Escuela de Ingeniería Agraria de Ponferrada, cree que los resultados del mismo podrían ser extrapolables a la comarca del Bierzo y que llegarían a tiempo de evitar la situación que se vive en la comunidad gallega, donde solo el norte de Coruña, Lugo y zonas colindantes al Bierzo se libran de esta plaga. «Yo creo que sí llegaremos a evitar la situación que hay en Galicia, allí llevan tres años más de experiencia que podremos aprovechar nosotros», matizó.